La Prensa Libre

Las enormes inundaciones del ciclón ponen en peligro a miles en el sur de África

Las enormes inundaciones del ciclón ponen en peligro a miles en el sur de África

Las enormes inundaciones del ciclón ponen en peligro a miles en el sur de África
marzo 21
00:00 2019

CHIMANIMANI, Zimbabwe — Las crecientes crecidas rápidamente crearon “un océano interior” en Mozambique y pusieron en peligro a miles de familias, dijeron trabajadores de socorro mientras luchaban por rescatar a los sobrevivientes del ciclón Idai que se aferraban a los tejados y árboles.

Cientos de personas murieron, muchas más desaparecieron y miles corrieron peligro en Mozambique, Zimbabwe y Malawi. El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, dijo que la cifra de muertos podría llegar a 1.000.

Los trabajadores de emergencia lo llamaron la inundación más destructiva de la región en 20 años. Se espera que las fuertes lluvias continúen hasta el jueves.

“Esta es una gran emergencia humanitaria que se está haciendo cada vez más grande”, dijo Herve Verhoosel con el Programa Mundial de Alimentos. Muchas personas estaban “abarrotadas en los tejados y en parcelas elevadas de tierra fuera de la ciudad portuaria de Beira” y el PMA estaba rescatando a la mayor cantidad posible y lanzando aire comida, agua y mantas, dijo.Los ríos Pungue y Buzi de Mozambique se habían desbordado, creando “océanos interiores que se extienden por millas y millas en todas direcciones”, dijo Verhoosel. Las represas han alcanzado el 95 por ciento al 100 por ciento de su capacidad.

“Las personas visibles desde el aire pueden ser las afortunadas y la principal prioridad ahora es rescatar a la mayor cantidad posible”, dijo.

La magnitud del daño aún no se conocía, ya que muchas áreas permanecieron intransitables. Con los caminos clave arrasados, los grupos de ayuda intentaban obtener alimentos, medicinas y combustible muy necesarios para llegar a Beira, una ciudad de unas 500,000 personas, por aire y mar.

El ciclón Idai se extendió por el centro de Mozambique antes de caer grandes cantidades de lluvia en las montañas orientales de la vecina Zimbabwe. Esa lluvia ahora se está precipitando a través de Mozambique, inundando aún más el campo ya inundado.

“Es terrible”, dijo Caroline Haga, de la Cruz Roja, a The Associated Press desde Beira. “Hicimos una vigilancia aérea ayer y vimos gente en los tejados y en las ramas de los árboles. Las aguas siguen subiendo y estamos tratando desesperadamente de salvar a la mayor cantidad posible”.

Las imágenes satelitales estaban ayudando a los equipos de rescate a identificar las áreas más críticas, dijo Haga. Las operaciones de rescate se realizaron en el aeropuerto de Beira, uno de los pocos lugares de la ciudad con comunicaciones en funcionamiento.

Las aguas inundaron una franja de tierra de más de 30 millas de ancho en el centro de Mozambique, dijo el grupo de ayuda Save the Children, y más de 100,000 personas estaban en riesgo.

“La evaluación que surge de Mozambique hoy es escalofriante”, dijo Machiel Pouw, líder de respuesta de Save the Children en Mozambique. “Miles de niños vivían en áreas completamente envueltas por el agua. En muchos lugares, no hay techos ni copas de árboles que sean visibles sobre las inundaciones”.

La lluvia torrencial seguía azotando la región, y la ciudad de Buzi podría estar completamente sumergida en 24 horas, dijo el grupo de ayuda.

El golpe más duro es Beira, donde miles de hogares han sido destruidos.

La ciudad y los alrededores no tienen electricidad y casi todas las líneas de comunicación han sido destruidas. El principal hospital de Beira ha sido gravemente dañado. Las ciudades de Dondo y Chimoio también están muy afectadas.

Beira podría enfrentar una “grave escasez de combustible” en los próximos días, dijo el PMA, y se espera que su red eléctrica no esté funcionando hasta fin de mes.

En Zimbabwe, el número de muertos aumentó a 98, dijo el gobierno. El pueblo de montaña de Chimanimani fue gravemente afectado. Se cortaron varias carreteras que conducían a la ciudad, con el único acceso por helicóptero. Los residentes esperaban que el número de muertos aumentara.

“Hicimos más de 38 entierros esta mañana”, dijo Absolom Makanga, un comandante divisional del Ejército de Salvación, a la AP. “Es difícil. Tenemos que caminar largas distancias porque los caminos están cortados, pero también porque a veces las tumbas son lavadas”.

Luckmore Rusero llevó una pequeña bolsa con sus posesiones restantes. Su esposa llevó a su hijo de 1 año mientras que su hijo de 11 años luchó por mantener el ritmo mientras se unían a muchos otros en busca de refugio.

“Gracias a Dios, sobrevivimos. No hay carreteras, no hay transporte, por lo que hemos estado caminando más de 20 kilómetros a través de los bosques y las montañas”, dijo Rusero.

Algunos escaparon con nada más que sus vidas.

“Me escapé desnudo”, dijo Tecla Chagwiza. “Solo recibí ropa por la mañana de simpatizantes que también me ayudan con la comida”. Ella dijo que la casa de su familia fue destruida y que tres vecinos murieron. Otros faltaban.

El presidente Emmerson Mnangagwa llegó a la zona el martes y dijo que varios países, incluidos los Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Botswana, Namibia y Angola estaban ofreciendo ayuda.

El gobierno de Malawi ha confirmado 56 muertos, tres desaparecidos y 577 heridos en las graves inundaciones. Los ríos han reventado sus bancos, dejando muchas casas sumergidas y alrededor de 11,000 hogares desplazados en el distrito sur de Nsanje.



Acerca del autor

Associated Press

Associated Press

Noticias relacionadas

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias