La Prensa Libre

Dos jóvenes latinas del noroeste de Arkansas luchan para no ser deportadas

Dos jóvenes latinas del noroeste de Arkansas luchan para no ser deportadas

Dos jóvenes latinas del noroeste de Arkansas luchan para no ser deportadas
enero 24
00:00 2019

FAYETTEVILLE — “El apoyo de la comunidad es lo que permitió que mi hija fuera liberada de sus cargos”, asegura la madre de Mayra Machado de quien esta joven con tres hijos radicados en Siloam Springs lucha para no ser deportada nuevamente. Mientras que para Marisol Soto, otra joven activista de la ciudad de Springdale el cierre parcial de gobierno le da un respiro para seguir trabajando en su caso con corte de deportación. Dos historias de mujeres hispanas quienes contra todo pronóstico se aferran a la fe, el apoyo de la gente y la benevolencia de un juez para no ser devueltas a sus países de origen.

Mayra Machado, salvadoreña de nacimiento es una madre soltera de tres hijos quien tras ingresar por segunda vez a los EE.UU de manera ilegal en el 2018 y poseer tres cargos por delito federal (en su primera detención completó el programa Boot Camp ordenado por corte), fue detenida y puesta bajo custodia de las autoridades para ser juzgada por sus felonías y posible deportación. El pasado viernes fue absuelta de los tres cargos que se le imputaban — donde de ser encontrada culpable más de 6 años pasaría en prisión — sin embargo el proceso de deportación no se detuvo y hoy permanece en uno de los centros de reclusión de inmigrantes en Louisiana. Su familia vuelve a solicitar el apoyo de la comunidad, ya que para ellos el soporte recibido fue lo que permitió a Machado ser absuelta de sus cargos.

“A pesar de que está siendo trasladada a Louisiana, agradecemos a todos los amigos de mi hija, la comunidad que apoyó y fortalecieron al igual que a las autoridades, por las cartas recibidas que la liberaron de sus cargos pasados. Ahora nos toca seguir luchando para que no sea deportada”, asegura la madre de la joven Mirian Celaya.

La familia teme de ser devuelta a El Salvador su vida corra peligro, por lo que el asilo político es la idea que se plantea Mayra para permanecer en Estados Unidos. Con otro acento en la historia del filo de la deportación se encuentra otra joven latina, Marisol Soto, una
activista de la comunidad del noroeste que pensando en una oportunidad universitaria regresó a su país de origen México, sin embargo la realidad fue otra lo que la llevó a devolverse a los EE.UU pero sin poseer documentación legal. Hoy con fecha suspendida en corte para decidir si es deportada o no, agradece el cierre parcial de gobierno “tenía fecha de corte para el 18 de enero, estoy agradecida de que fue cancelada porque me da la oportunidad de preparar mi caso, las leyes pueden cambiar y si mi corte es en dos años tendremos presidente nuevo también” es su esperanza.

Por lo pronto ambas jóvenes piden el apoyo a la comunidad y apelan a una nueva oportunidad que les permita permanecen en el país norteamericano, aseguran no pierdan la esperanza.



Acerca del autor

Karen Espinoza

Karen Espinoza

Noticias relacionadas

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias