La Prensa Libre

Eddie Vega: Pionero de los medios hispanos

Eddie Vega: Pionero de los medios hispanos

junio 20
13:00 2013

Rich Polikoff

ARKANSAS DEMOCRAT-GAZETTE

 

Anthony Reyes/NWA Media Eddie Vega, propietario de La Zeta 95.7, concede entrevista desde su oficina en el Civic Center de Springdale el 23 de mayo.

Anthony Reyes/NWA Media
Eddie Vega, propietario de La Zeta 95.7, concede entrevista desde su oficina en el Civic Center de Springdale el 23 de mayo.

SPRINGDALE — Ni cómo ocultarlo: a Eddie Vega le encanta Elvis Presley. Fotos y piezas de colección de “El Rey” cuelgan por todas partes de su oficina en el Civic Center de Springdale.

“Fue una persona que salió de la nada y cambió al mundo con su música”, dice Vega. “Algunas personas cambian el mundo con su modo de pensar, pero él lo cambió con la música. Todo el mundo lo quería”.

Algo similar se puede decir de Vega. Él vino desde Los Angeles al Noreste de Arkansas a mediados de los años 90, y en los 20 años desde entonces, él ha cambiado este lugar.

“Su visión, él estaba en el negocio correcto en ese momento”, relata Al “Papa Rap” Lopez, un enlace con la comunidad de las Escuelas Públicas de Springdale. “Sabía que muchos de los latinos estaban llegando a esta zona, y se entiende que los medios de comunicación, especialmente la radio, eran una manera de llegar a la gente”.

En las últimas dos décadas, Vega ha sido dueño de una serie de negocios en el Noroeste de Arkansas, desde un restaurante, a una empresa de promociones, al primer periódico en español en la región.

Hoy él es más conocido por su creciente imperio de medios, EZ Spanish Media, que incluye estaciones de radio en el Noroeste de Arkansas, Little Rock y Tulsa, así como su Civic Center, que ofrece actos en vivo de música popular hispana cada dos semanas.

Pero Vega está lejos de estar satisfecho. Él está trabajando en formas de ampliar a EZ Spanish Media, aventurándose recientemente en la televisión por primera vez, y también imaginando cómo puede ampliar en el futuro su Radiotón, un evento que recaudó más de un cuarto de millón de dólares para el Hospital de Niños de Arkansas en 2013.

Y a los 45 años de edad, está pensando en formas en las que puede ser un mejor hombre — ya sea levantarse temprano e ir al gimnasio seis días a la semana, lo que hace religiosamente, o volver a la escuela para obtener un título más, simplemente porque le encanta aprender.

“Si tengo tiempo, voy a volver”, insiste. “La arquitectura es lo que estaba pensando.

“Estoy haciendo ejercicio, así que me quedan un montón de años”, añade.

Vega proviene de una familia enorme. Fue el 11º de 12 niños, y tenía hermanos completamente grandes cuando aprendió a hablar. Pero en cierto sentido, ahora es el hermano mayor.

Tiene varias sobrinas y sobrinos que trabajan para él, en una amplia gama de funciones.

“Él tiene más confianza en la familia”, dice su sobrina Iris Vega, de Springdale, directora de la oficina de EZ Spanish Media. “Él sabe que, en cierto modo, porque somos una familia, vamos a cuidar más del negocio”.

 

Trayectoria

Eddie Vega nació el 21 de abril de 1968 en Topia, Durango, México, donde pasó sus primeros años. El padre de Vega era un mecánico de allí, reparando máquinas en las minas.

Vega también es de cierta forma un “mil usos”, a excepción de la mecánica de coches, señala, pero no se compara con su padre, que en paz descanse, un hombre capaz de reparar cualquier cosa.

Vivió en Guadalajara antes de decidir trasladarse a EE.UU. a los 17 años. Él nunca había estado en EE.UU. antes, ni tampoco hablaba inglés, pero tenía familia en el sur de California, y el Valle de San Fernando estaba lleno de hispanohablantes, así que fue una transición sin problemas.

La música era su motivación para mudarse, pero no fue la idea de ser dueño de una estación de radio lo que lo inspiró. Fue la idea de tocar en una.

“Yo quería ser músico y estaba buscando una oportunidad”, relata. “Tocaba la primera guitarra y estaba en una banda desde hace varios años. Al final, estoy de alguna manera en ese campo todavía. Promuevo conciertos y estoy en el negocio de la radio”.

Vega aprendió inglés en high school, y tuvo poca dificultad para ajustarse a las escuelas estadounidenses. Prosperó en California, y después de graduarse de high school fue aceptado en la Universidad de California, Los Angeles (UCLA).

Vega trabajaba a tiempo completo para apoyar su educación en UCLA y viajaba más de una hora para asistir a clases. Esto es en parte por lo cual es un mayor fan de los Razorbacks de Arkansas que de los Bruins de UCLA: no tenía tiempo para hacerse aficionado de los deportes de UCLA cuando estaba en la universidad.

Sintiendo que había un futuro brillante en las computadoras, Vega decidió especializarse en ciencias computacionales, con una especialización en contabilidad. Obtuvo su licenciatura en 1993.

Vega tal vez ya no sea capaz de programar computadoras, pero sigue siendo un tipo de alta tecnología, alguien que rara vez está lejos de su computadora o de su teléfono inteligente por mucho tiempo.

A los pocos meses de graduarse de la universidad, Vega se trasladadó a Springdale.

Se fue por la familia. Vega y su esposa, Leticia, apenas habían tenido la primera de sus tres hijos. Una de sus hermanas había abierto una tienda en Springdale que atendía a los hispanos, y necesitaba ayuda con el aspecto financiero de la empresa.

La tienda era muy popular, y Vega recuerda que no había mucho para la creciente población hispana del Noroeste de Arkansas. Por eso, en 1994 abrió su primer negocio, La Hacienda, un restaurante en Siloam Springs, del cual fue propietario por cuatro años.

Ese mismo año, Vega fue contratado por el Grupo Power Radio, que lanzaría una estación de radio en español. No tenía experiencia anterior en la radio, pero absorbió la información de ello rápidamente.

Posteriormente, en 1996, lanzó Aztlán Promotions, compañía que trae actos muy populares de la música hispana al Noroeste de Arkansas — por ejemplo, gastó cientos de miles de dólares para que Vicente Fernández se presentara en Fayetteville en 2007.

Vega dice que comenzó su propia estación de radio después de que el Grupo Power Radio fuera comprado por Cumulus, desechando el formato en español y creando un vacío en el mercado. En 1996, él arrendó sus primeras señales, 1380 AM y 99.5 FM.

Vega ya no está involucrado en esas estaciones, pero el formato de las señales que posee es el mismo hoy como lo era entonces — música regional mexicana.

Ahora, las estaciones de Vega son KSEC-FM, 95.7 en el Noroeste de Arkansas y KOLL-FM, 106.3 en Little Rock, ambas llamados La Zeta.

“Yo soy de Puerto Rico, y no hay ninguna emisora de radio regional mexicana ahí, pero cuando llegué aquí, me identifiqué con ella”, dice López. “Es por el idioma, es algo con lo que me puedo identificar”.

En 1998, Vega lanzó La Prensa del Noroeste de Arkansas, un periódico semanario que fue el primero de su tipo en el estado. Tal como había sido el caso con la radio, Vega no tenía experiencia previa con los periódicos, pero sabía que el mercado estaba gravemente desatendido

También sabía cómo vender, y para cuando Vega vendió el semanario a Stephens Medios cinco años después, cada edición estaba llena de anuncios. Vega hizo de todo: ventas de anuncios, redacción de informes, fotografía y diseño.

Tras la venta, el periódico se renombraría como La Prensa Libre en 2009.



Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias