La Prensa Libre

Gobierno aprueba 29 solicitudes de deportación diferida

Gobierno aprueba 29 solicitudes de deportación diferida

septiembre 20
13:00 2012

ALICIA A. CALDWELL

Associated Press

 

Gregory Bull/AP
Itzel Guillén, izquierda, busca algunos de los documentos que necesita para solicitar un permiso de trabajo junto con Lucero Maganda, derecha, en su casa el 15 de agosto en San Diego. A pesar de las confusas reglas de lo que es permisible como documentos para verificar su estancia en EEUU, muchos jóvenes indocumentados utilizan lo que pueden para solicitar el derecho a trabajar legalmente sin ser deportados.

WASHINGTON — Con menos de dos meses antes de las elecciones del 6 de noviembre, la administración Obama ya ha aprobado 29 solicitudes de inmigrantes indocumentados que esperan evitar su deportación y obtener un permiso de trabajo, informó el Departamento de Seguridad Nacional el viernes pasado.

El vocero Peter Boogaard dijo que hasta el viernes, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) ha recibido casi 82,000

Susan Walsh/AP
En esta foto de archivo, el Presidente Barack Obama habla sobre otorgar permisos de trabajo a jóvenes estudiantes indocumentados que llegaron a EEUU como niños, afuera del Jardín de Rosas de la Casa Blanca el 15 de junio. El gobierno ha reportado que ya aprobó unas 72,000 solicitudes tres semanas desde el inicio del programa el 15 de agosto.

solicitudes de inmigrantes indocumentados esperando calificar para el programa de Acción Deferida por llegada como
Menores.

Los primeros inmigrantes en obtener este respiro fueron notificados la semana pasada. Se les va a permitir permanecer en Estados Unidos por hasta dos años y concederles un permiso de trabajo; las solicitudes pueden renovarse cada dos años.

Boogaard dijo que otras 1,600 solicitudes esperaban su revisión final.

El USCIS empezó a recibir solicitudes para el programa el 15 de agosto. Las primeras aprobaciones se dieron mucho antes de lo que el departamento estimaba que tomaría la revisión completa entre cuatro y seis semanas, incluyendo las huellas y la verificación de antecedentes.

Congresistas republicanos han deplorado esta política del Presidente Barack Obama, diciendo que es equivalente a una “amnistía por la puerta trasera” para muchos de los 1.7 millones de inmigrantes indocumentados.

El senador Jeff Sessions, republicano por Alabama, cuestionó al inicio de la semana el tiempo de esta primera oleada de aprobaciones.

“La velocidad con la que las acciones diferidas son concedidas continúan aumentando las preocupaciones de fraude y la capacidad de la administración para verificar aspectos como edad al ingresar, nivel de educación y hasta la edad actual”, enfatizó Sessions.

Obama y la Secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano anunciaron el programa en junio. Para ser elegible, los solicitantes deben probar que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, tener 30 o menos años ahora, haberse graduado de preparatoria (high school) o estar estudiando, o haber servido en el ejército. No deben tener antecedentes criminales graves o representar un peligro para la seguridad pública y nacional.

El programa sigue los pasos del fallido DREAM Act, una iniciativa que habría dado estatus legal para muchos jóvenes inmigrantes indocumentados. La nueva política no otorga estatus legal para los inmigrantes, pero los protege de una deportación por dos años.



Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias