La Prensa Libre

William Henry ‘Hank’ Henderson: Al volante con los clientes

William Henry ‘Hank’ Henderson: Al volante con los clientes

marzo 08
13:00 2012

Michael Woods/ Arkansas Democrat Gazette: Hank Henderson en el Car-Mart de Fayetteville.

BENTONVILLE — Si usted ha visto televisión durante los últimos seis años en el Noroeste de Arkansas, ha visto a Hank Henderson.

El gerente general y presidente de  America’s Car-Mart, Inc., ha participado en cerca de 90 comerciales para su compañía desde 2006, todos terminan con su gran sonrisa y el mensaje de “conduzcan con cuidado”.

Como cabeza de la cadena de autos de Bentonville del compre aquí/pague aquí, se podría asegurar que Henderson sabe mucho de autos, pero no.

Henderson ama su trabajo en Car-Mart, donde lleva casi un cuarto de siglo. Pero la idea de pasar sus fines de semana armando la transmisión de su camioneta GMC diesel lo hace reír.

“Los autos nos son un pasatiempo para mí”, dice. “Para mí, siempre se ha tratado de los clientes y los empleados, y de hacer que la compañía crezca”.

Henderson habla con su típico acento sureño lento, producto de su infancia en zona rural de Arkansas.

Escucharlo y ver su sonrisa natural en los comerciales hacen pensar que es un hombre sencillo. A Henderson le gusta esconder su inteligencia, pero aquellos que lo conocen bien aseguran que no hay duda de que él es brillante.

“Detrás de ese interior campesino del Sur de Arkansas está un hombre muy inteligente”, dice su amigo de toda la vida, Ben Lipscomb de Rogers. “Él es un hombre del campo, pero no deje que eso lo engañe, hay una gran diferencia entre ‘campesino’ y ‘tonto’”.

Henderson ha sido un ávido cazador de patos desde que era un niño cerca de England en el condado de Lonoke. Con ansias espera la siguiente vez en que pueda subirse a su camioneta con sus perros labradores y su amigo Lipscomb, para ir a Oklahoma o al Sur de Arkansas a cazar.

A Henderson le gusta tocar la guitarra con sus compañeros de banda, con los que se reune varias veces al mes en un garaje adaptado en su casa de Bentonville. Cuando la banda ‘Cousin Smitty’ toca canciones country, Henderson está en el micrófono.

Parece apenas natural que siendo de Arkansas prefiera el country, pero en realidad, su banda toca bastante rock. Él disfruta todo tipo de música, incluso la que escuchan sus tres hijas adolescentes.

Hay mucho más detrás de lo que uno ve al conocer a Henderson. Aún cultiva los valores de pueblo pequeño y la determinación que aprendió al trabajar en la finca de su padre.

Esos valores son los que lo motivaron a hacer crecer Car-Mart, que tuvo un año fantástico en 2011, en términos de aumento de ganancias y más locales abiertos.

Y es esa determinación lo que lo ha convertido en defensor de la lucha contra la diabetes juvenil, alguien que busca la cura pero no le interesa llevarse el crédito por su labor filantrópica.

“Hank es un hombre modesto y muy humilde,” asegura Scott Herren de Bentonville, primo de Henderson y baterista de su banda. “Cuando te digo que él es brillante, es realmente brillante”.

 

HÉROE DE LA GUITARRA

 

El verano pasado, las hijas de Henderson lo convencieron de comprar cortinas moradas. Las colgó en el garaje separado de su casa y lo transformó en el cuarto de la banda. Siempre detallista, Henderson puso una base para que la batería quedara alta para Herren cuando Cousin Smitty toque.

La pasión de Henderson por la música se remonta a su niñez en zona rural de Arkansas. Su padre tocó la guitarra y su abuela enseñaba a tocar el piano y tocaba el órgano en varias iglesias. Henderson asegura que  “uno de los mejores momentos de mi vida” era ir a tocar música con su tío abuelo que vivía a menos de una milla.

“Él ha estado metido en la música toda su vida”, comenta la mamá de Henderson, Mary Henderson de Portland. “Lo pusimos a él y a su hermana en clases de piano cuando niños, para que supieran lo que era la música, y él cantaba en el coro juvenil de la iglesia”.

Henderson creció en Blakemore, una comunidad no incorporada en el condado de Lonoke, y asistió a la escuela a 10 millas de ahí en England. Durante su niñez, su padre sembraba, principalmente algodón y soja. Como era de esperarse Hank se levantaba temprano para ayudar en todo.

No era inusual en esa región del estado, comenta Henderson; la mayoría de sus amigos hacían lo mismo. A él no le entusiasmaba levantarse temprano, pero años después se dio cuenta que le ayudó en su ética laboral.

“Mi papá me decía que eso me iba a ayudar”, comenta Henderson. “Yo no le creía, pero luego me di cuenta que sin duda me sirvió”.

“Hay tantas cosas que aprendes, la ética laboral- si hay que hacerlo, hay que hacerlo – y también hay que tener recursos”.

La recursividad de Henderson fue lo que le dio el trabajo en Car-Mart. Él asistió a la Universidad de Central Arkansas en Conway, y luego de obtener su título de negocios en 1986, tomó un trabajo en una compañía de renta de autos en Dallas-Fort Worth.

Él creía que quería vivir en una gran ciudad, pero se sentía miserable en Texas, y quería desesperadamente regresar a Arkansas. Contactó a una agencia de empleos en Little Rock, logró una cita, pero fue cancelada a su llegada a la ciudad.

Henderson decidió ir a la oficina de empleos para ver qué había en Arkansas. Allí vió sobre la mesa algo de un lote de autos usados en Little Rock.

Curioso, preguntó, pero le dijeron que estaba sobrecalificado. No le importó y se postuló para trabajar en Car-Mart, comenzando como aprendiz y luego vendiendo autos en los lotes.

En cuatro meses lo transfirieron al Noroeste de Arkansas para trabajar en las oficinas corporativas de Car-Mart.

“Él tiene una gran visión para los negocios”, asegura el gerente general de operaciones de Car-Mart, Eddie Hight de Rogers, quien ha trabajado con Henderson por más de 20 años. “Es muy perceptivo. Sabe leer a la gente”.

Henderson subió rápidamente dentro de Car-Mart. En los años 90 dividió su tiempo entre Car-Mart y  Dynamic Enterprises Inc., la compañía que dio origen a Car-Mart y que fue fundada en 1981 por el fallecido Bill Fleeman, dueño de Dynamic Enterprises.

Car-Mart, Dynamic Enterprises tiene tres divisiones – construcción, rentas residenciales y rentas comerciales. Henderson trabajó en todas, lo que lo benefició, dice, por su cercana relación con la fallecida Nan Smith. Smith fue la gerente general de operaciones de Car-Mart desde su fundación hasta 1998, y luego sirvió como miembro de la junta directiva.

Para el  2002, la compañía se volvió pública y Henderson, de 38 años, fue nombrado presidente. En 2007, Henderson agregó el título de Gerente General, pero dice que sus funciones cambiaron poco en ese momento.

“Fue una gran educación”, comenta Henderson de los años de trabajo junto a Smith. “Pienso en lo afortunado que fui. Aprendes tanto sin darte cuenta”.

“Nan era dura y exigente, pero también fue una de las personas más compasivas que he conocido. Ella le dio a la compañía los valores que aún conserva, y es mi deber mantenerlos intactos.”

 

PÚBLICO Y PRIVADO

 

En mayo de este año en la gala de la Fundación de Investigación contra la Diabetes Juvenil, Henderson será honrado por sus años de esfuerzo recaudando dinero para esta causa.

Henderson prefiere no mencionar sus esfuerzos y su conexión con la fundación. Está feliz por su trabajo y habla de lo motivado que se sintió de ayudar cuando su hija Hailey fue diagnosticada con diabetes tipo 1 a sus 8 años de edad. Pero no le gusta hablar del dinero recaudado ni que lo elogien.

“Es un hombre muy humilde”, asegura Hight. “Realmente no le interesa ser el centro de atención”.

Sin embargo, Henderson es el centro de atención. En parte por tener el cargo más alto en una compañía pública.

Antes de 2002, comenta, la compañía virtualmente nunca revelaba su situación financiera a gente de afuera, porque no necesitaba hacerlo. Esto cambió cuando Car-Mart se volvió pública.

De la noche a la mañana se ha vuelto aún más abierta. Si la compañía pasa por un momento difícil, no puede demorarse en resolverlo, su obligación hacia los accionistas es anticipar los problemas y resolverlos a tiempo.

Car-Mart tiene 112 concesionarios en nueve estados. Sus acciones crecieron casi un 45 porciento en 2011, siendo la compañía con el mejor desempeño en acciones de 16 compañías en Arkansas.

“Hank ha tenido una gran influencia en la cultura de la compañía durante los úlitmos10 años”, comenta Hight. “Él ha realizado una gran labor en la protección de la cultura que hemos trabajo durante los últimos 30 años”.

“Él trabaja muy duro mientras crecemos y nos expandemos, asegurándose de que nos mantengamos fieles a los valores en los que la compañía fue creada”.

Esa cultura incluye cuidar a los clientes y trabajar duro para que sigan haciendo negocios. Significa mantener la organización descentralizada, entrenar al personal de los concesionarios y confiarles responsabilidades, en vez de tomar todas las decisiones en Bentonville. Menos del10 porciento de los empleados de la empresa trabajan en Bentonville, asegura.

El trabajo principal de Henderson es mantener esa cultura, y enfocarse en el futuro. Car-Mart siempre ha tenido planes de cinco años, y para mantenerse en ese plan, deben asegurarse que la compañía esté haciendo las cosas correctamente hoy, así como tener a la gente correcta en el cargo correcto.

“Nuestro papel como oficina corporativa es continuar creciendo mientras podamos seguir reclutando gente brillante que se preocupa por los demás y que busca una oportunidad, y nosotros les brindaremos el apoyo que necesiten”, comenta resumiendo su filosofía.

Luego están los comerciales. Henderson ha salido en cerca de 90 desde que se convirtió en el vocero de la compañía en 2006.

Él no quería estar en los comerciales, pero el departamento de publicidad lo convenció.

Henderson se viste de manera casual para los comerciales, con jeans y una camiseta con el logo de la empresa, tal como lo hace en la vida real. Llevan tanto tiempo al aire que la gente lo reconoce en público aunque generalmente no por su nombre.

“Me refiero a él como mi amigo “Maneja Fácil Henderson’”, comenta Lipscomb. “Le dicen: ‘Te conozco de algún lado pero no sé de dónde’”.

Así que por su trabajo y sus comerciales, Henderson es una figura púbica. Eso no le molesta, pero no es lo que lo hace feliz.

“Mis hijas lo manejan muy bien”. Henderson tiene gemelas de casi 15 años, y otra hija de 12.

Estar involucrado en sus vidas es muy importante para él, ya sea hablándoles o llevádolas a espectáculos de caballos o transformando el patio de la casa en un jardín encantado para cuando las amigas de sus hijas se quedan a dormir en Halloween.

“Al transmitirles su pasión por los caballos [a Henderson le encantaba montar de niño], Hank ha logrado enseñarles a ser responsables a una corta edad”, asegura Herren. “No puedo decir lo suficiente de él como papá”.

Henderson viaja mucho por su trabajo, lo que podría dificultar sus labores como padre y sus cacerías de patos y ensayos con la banda. Pero siempre ha sido capaz de sacar tiempo para todo.

Cuando Henderson tenía 3 años, su madre recuerda, la maestra de escuela de los domingos la llevó a un lado y le dijo que Hank se reusaba a estar quieto en clase. Al mismo tiempo la maestra dijo que a la hora de repetir de memoria los versos, Hank era el único capaz de hacerlo.

Incluso a esa edad podía hacer muchas cosas al tiempo y sabía la importancia de escuchar a la gente con atención.

“El es un niño de granja que ha logrado mucho por sí mismo”, asegura Lipscomb, “pero no se le ha subido a la cabeza”.

 

Traduccion de Natalia Pizarro

 

AUTORETRATO

Fecha de nacimiento: 8 de julio de 1963, en Little Rock.

Familia: hijas Hannah, Hailey y Sarah Beth.

Ocupación: presidente/gerente general de Cart-Mart de America.

Mi hora del día favorita es la mañana. Me levanto tipo 5:30 cada día.

El último libro que leí fue “This Wheel’s On Fire”, que es la biografía de Levon Helm. Antes de ese leí la autobiografía de Eric Clapton.

El comercial favorito que he hecho es en el que
participaron empleados que llevaban10 ó más años con nosotros.

Lo mejor de mi trabajo es la gente con la que trabajo, sin duda. Son muy positivos y afectuosos.

Un lugar que me gustaría visitar es Australia. Un buen amigo me habló de sus experiencias cazando patos y me inspiró a ponerlo en mi lista de prioridades.

El número de guitarras que tengo es 12. Una mi padre me la regaló el año pasado, hecha de madera sacada de un árbol del patio trasero de la casa
en la que crecí.

Lo que mejor cocino es gumbo. No lo quemo y pongo mucha ocra en él.

Algo en lo que me gustaría ser mejor es saber cómo comunicarme con niñas adolescentes. O quizás debería tratar un idioma más fácil, como el chino.

Una palabra que lo resuma todo: bendecido

 



Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias