La Prensa Libre

Un Pionero que persevara

Un Pionero que persevara

octubre 13
13:00 2011

GENTRY — La última semana de septiembre fue difícil para Ricky Hernández.

Él temía que su última temporada para el equipo de fútbol de Gentry iba a terminar prematuramente.

Los Pioneros tenían a seis de sus jugadores en ropa de calle para su partido contra Farmington el viernes pasado. Hernández estaba contento que no era uno de ellos.

El estudiante de último año supo que tenía una fractura en su mano derecha el miércoles 21 de septiembre. Al siguiente día se dio cuenta que su compañero Trae Wilkins había sufrido una lesión en su rodilla durante el entrenamiento del día anterior.

Hernández (6-pies, 239 libras) estaba determinado a seguir jugando, pero convencer a su mamá de permitirle jugar a pesar de su fractura no fue fácil.

“Ella estaba decidida a no dejarme jugar”, dijo Hernández. “Fue muy difícil… le dije ‘es mi último año y no lo puedo echar a perder’”.

“Pero ella dijo ‘tienes que estar saludable para el futuro’, pero yo le dije que nadie en realidad sabe sobre el futuro”.

El entrenador de Gentry, Brian Little, dijo que se puede jugar con algunas lesiones pero la decisión es del jugador y sus padres.

“El bienestar del joven es más importante que cualquier partido de fútbol”, dijo.

Hernández jugó sólo en la ofensiva en la pasada temporada pero ha trabajado para mejorar y casi nunca se va del campo para los Pioneros esta temporada, dijo Little. Su madurez física y mental le ha permitido quedarse en el campo, dijo Little.

Hernández agregó que el doctor le dijo que la fractura en su mano pudo haber ocurrido antes de que la temporada de fútbol comenzara.

Sin embargo, el doctor dijo que Hernández puede empeorar la lesión jugando, posiblemente fracturando otro hueso, que requeriría que un tornillo sea implantado por medio de una cirugía.

Hernández tiene la mano en un yeso que tiene almohadilla para protegerla más.

Él rápidamente se dio cuenta que era una discapacidad el no poder jugar con sus dos manos y que su oponente podía tomar ventaja.

“No hay forma de sostenerlos y librarse. Y el de Farmington cada vez iba a hacia la mano”.

Pero la clave es mantenerse en el campo por el resto de la temporada, dijo Hernández.

“El doctor dijo tendrá que revisar la lesión cada dos semanas porque corro un alto riesgo de fracturarlo completamente”, dijo Hernández. “Eso significaría que mi temporada terminaría”.

 

Art’culo traducido por
Jocelyne Pruna

 

 



Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias