La Prensa Libre

Erika Gamboa, sirviendo a los que han servido

Erika Gamboa, sirviendo a los que han servido

octubre 06
13:00 2011

Jason Ivester/ Arkansas Democrat-Gazette: Erika Gamboa, directora de Recursos para Veteranos que llegan a estudiar a la Universidad de Arkansas.

Erika Gamboa creció en un proyecto de casas públicas en Albuquerque, New Mexico. Su padre dejó sus estudios en el noveno grado. Su mamá nunca fue a la escuela.

A los 17 años, Gamboa empezó a trabajar tiempo completo para ayudar a su familia después de la separación de sus padres. Siempre fue una estudiante de honores y pudo mantenerse en la escuela mientras trabajaba, pero sus notas bajaron. Gamboa estaba determinada en ir al colegio; una consejera escolar le dijo que ni siquiera se molestara.

Ahora 20 años después, con dos licenciaturas y una maestría, la residente de Fayetteville y veterana de la Reserva del Ejército de los Estados Unidos es la directora del Centro de Información y Recursos para Veteranos en la Universidad de Arkansas en Fayetteville. Madre de Marisa, de 16 años, está en camino a recibir su segunda maestría en la Universidad de Arkansas.

“Mi vida es una gran bendición”, dijo Gamboa.

Ella dijo que hay casi 500 veteranos y dependientes de veteranos matriculados en la universidad de Arkansas este semestre que reciben beneficios del ejército.

Muchas veces los estudiantes veteranos “vienen de la guerra al colegio. Puede ser una transición difícil”, dijo Gamboa.

Gamboa explicó que una de las ideas más equivocadas que existen sobre los estudiantes veteranos es que todo lo tienen pagado.

“Esa no es la realidad”, dijo. “Ellos necesitan un lugar para vivir, ropa, a veces cuidado infantil, y todo eso debe ser pagado. Algunos talvez no tengan dinero porque están esperando beneficios que no vienen hasta después de que comiencen las clases”.

Nacida en El Paso, Texas, Gamboa era una recién nacida cuando se mudó con su madre, Esther, a Juárez, México. Esther Gamboa, nunca pudo ir a la escuela y aprender a leer y escribir.

“Cuando comenzó a caminar ya estaba trabajando recogiendo latas de aluminio para vender. Su familia era muy pobre”, dijo Gamboa.

Cuando Gamboa era una niña, su mamá se casó con Oscar Gamboa, quien hacia trabajo migrante en los Estados Unidos. Mientras él trabajaba como mecánico en Albuquerque, un autobús le pasó por encima de las piernas, dejándolo cojo. Su esposa e hijos se mudaron con él.

La pobreza y la violencia de pandillas formaban parte de la vida de los Gamboas.

Sus padres hablaban poco inglés, por lo que ella les servía de traductora. Ellos le enseñaron lecciones de generosidad invitando a desamparados a comer en su casa.

Gamboa se enlistó en el Ejército cuando cumplió 17 años. Cuando nació su hija se matriculó en una escuela vocacional donde aprendió de la ayuda que existe para estudiar. Entonces fue a la Universidad de Nuevo México donde se graduó con una carrera doble en criminología y español.

Vino a Fayetteville donde se graduó con una maestría en educación. Actualmente estudia otra, esta vez en consejería  mientras trabaja por los veteranos.

 

Art’culo traducido

por Jocelyne Pruna

 



Etiquetas
Share

Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias