La Prensa Libre

Negocio del Mes El Metroplex de Rogers, un centro familiar

Negocio del Mes El Metroplex de Rogers, un centro familiar

Negocio del Mes El Metroplex de Rogers, un centro familiar
enero 13
01:00 2011

Francisco Ayala Silva/ La Prensa Libre - Chanit y Fredy Romero son el equipo que administra el Metrolex de Rogers. Pronto abrirán una sucursal en Fayetteville.

La voz que responde en el teléfono es clara y sonora. Es la de Fredy Romero, nativo de la capital mexicana y propietario del Metroplex de Rogers, quien educó esa voz trabajando en una radio en Santa María, California.
Fue a California donde su familia inmigró en 1982, cuando Romero tenía “cinco o seis años” de edad, recuerda. Llegaron a vivir al Este de Los Ángeles donde Romero fue a la primaria, secundaria y preparatoria.
El Este de Los Ángeles es una zona ruda pero sus padre le inculcaron el estudio e ir al colegio donde él se tituló como electricista., dijo. “Quiero regresar a la escuela, la educación es algo que nunca termina”, dijo.
Su familia amaba la música. “Si mi mamá lavaba los trastes tenía que tener el radio o la grabadora, si se iba a hacer el quehacer de la casa se tenía que tener música porque si no, el quehacer no se hace”, dijo Romero, quien recuerda que llegó a tener un pequeño  negocio de DJ o discomóvil en el sur de California con un equipo que cabía todo atrás de la cajuela de un Volkswagen, dijo.
Sus padres tenían un negocio en Santa María, California, donde él, siendo adolescente de high school, conoció a un locutor de radio que tenía “una vocezota y para mi era una inspiración, Armando Cuellar”, dijo.
“Cuando lo conocí en  persona no se veía exactamente en nada a lo que se escuchaba en la radio”.
Romero le pidió trabajo y Cuellar se lo dio dando el reporte del clima y las noticias. “Tienes que estar aquí todos los días a las tres de la mañana esperando el periódico y grabar las noticias en ese momento”, le dijo.
Fue a principio de los años noventa. En esos años comenzó su obsesión con la tecnología del equipo de sonido, “comenzó con Sonido Fredy en California”, dijo, “fui muy aceptado”.
“Un DJ o discomóvil no es poner una canción y poner otra, y poner otra”, dijo, “es de que el público participe en el espectáculo”.
“Así hayan cinco personas en mi fiesta o así hayan mil yo le voy a dar el 110% a mi público. El chiste es que todos se vayan contentos, bien bailados y disfrutados y con buen sabor en la boca por una buena recomendación, que es lo más importante”.
Romero llegó a Arkansas buscando mejores oportunidades laborales. Se empleó como electricista y, al mismo tiempo, comenzó a amenizar reuniones en el desaparecido club Rumors. Fue allí donde conoció a su esposa, Chanit Romero, madre de sus dos hijos de 12 y 9 años.
Pronto estaba trabajando en una radio, alquilando espacio y buscando patrocinadores para su programa que se llamaba La Hora Latina. “Una hora los sábados por la mañana”, recuerda, agregando que su compañero era el finado Tony López.Lo hacia sin dejar su trabajo como electricista y trabajando como DJ, muchas veces en el edificio que llegaría a ser el Metroplex que entonces se llamaba “El Dragón Rojo”, dijo. Su propietaria quería deshacerse del lugar y los esposos Romeros tomaron el desafío.
“El lugar estaba descuidado y deteriorado y tenía mala fama con las autoridades municipales”, dijo Romero.
“Invite a mi abogado, al alcalde Steve Womack, al ex jefe de policía Steve Helms, a que vinieran durante un evento”, dijo, para que se dieran cuenta que el Metroplex no era un centro para adultos ni una cantina, “somos un centro de diversión familiar”, dijo.
“Tenemos una buena relación con el Benton County”, dijo Romero, agregando que el Metroplex es sede de entre 100 y 150 eventos anuales en sus dos salones los viernes, sábados, y domingos y entre semana.
“Hemos tenido gente de mucho dinero y gente muy humilde y a todos le damos la misma atención y el mismo servicio”, dijo Romero, “siempre lo mejor”.
Chanit Romero agregó que el Metroplex también dona el salón a escuelas, iglesias, y para actividades benéficas como ayuda a personas accidentadas.
“Se hace de corazón”, dijo él, quien dijo “nada es posible sin el apoyo incondicional de mi esposa”.
Él es el organizador perfeccionista y su esposa se encarga de las finazas.
El siguiente paso es la apertura el 1 de febrero de la nueva surcursal en Fayetteville en Highway 62, dijo Romero.
“Le damos gracias a Dios”, dijo.



Acerca del autor

nwadmin

nwadmin

Noticias relacionadas

pronóstico del tiempo

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias