La Prensa Libre

Miem

Miem

abril 04
00:00 2019

FAYETTEVILLE – Quince personas han sido condenadas en un tribunal federal por sus roles en una red de tráfico de metanfetamina que opera en los condados de Benton y Washington y en California, Oklahoma, Illinois, Arizona y México.

Esta investigación y enjuiciamiento duraron desde mediados de 2017 hasta la audiencia final de sentencia del martes.

La red de narcotraficantes fue responsable de llevar la metanfetamina al noroeste de Arkansas desde California y México para su distribución local. El efectivo de las ventas se cargó en vehículos y se llevó a México como pago, según los fiscales. Los individuos fueron arrestados en operaciones por la Agencia de Control de Drogas en conjunto con la policía de Fayetteville y Springdale y fueron procesados ​​por un gran jurado federal en junio.

Los acusados ​​recibieron las siguientes oraciones:

• Pedro Zambrano, de 23 años y residente de Phoenix, fue condenado el martes a dos años en una prisión federal, seguidos de cinco años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir metanfetamina. Zambrano se declaró culpable el 7 de septiembre.

• Alexis Rios-Tamayo, de 21 años, de Phoenix, fue sentenciado el 22 de enero a tres años, cinco meses en una prisión federal, seguidos de tres años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir metanfetamina. Ríos-Tamayo se declaró culpable el 10 de agosto.

• Eduwijes Cervantes-Mendoza, de 58 años, ciudadano mexicano que reside en Springdale, fue sentenciado el 22 de enero a los 17 años, seis meses en una prisión federal seguidos de tres años de libertad supervisada por un cargo de distribución de metanfetamina. Cervantes-Mendoza se declaró culpable el 7 de septiembre.

• Santana Gonzales-Aguirre, de 45 años, ciudadana mexicana que reside en Bentonville, fue sentenciada el 6 de febrero a un año, tres meses en una prisión federal seguidos de tres años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir metanfetamina. Gonzales-Aguirre se declaró culpable el 7 de septiembre.

• Gregory Miranda, de 23 años, de Ventura, California, fue sentenciado el 6 de febrero a un año, tres meses en una prisión federal seguidos de tres años de libertad supervisada por un cargo de conspiración para distribuir una sustancia controlada. Miranda se declaró culpable el 21 de septiembre.

• Michael Shannon Howard, de 52 años, de Green Forest, fue sentenciado el 6 de febrero a dos años, nueve meses en una prisión federal, seguidos de tres años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir una sustancia controlada. Howard se declaró culpable el 16 de julio.

• John Paul Farias, de 39 años, de Springdale fue sentenciado el 6 de febrero a los 10 años, un mes en una prisión federal seguido de cinco años de libertad supervisada por un cargo de conspiración para distribuir una sustancia controlada. Farías se declaró culpable el 28 de septiembre.

• Miguel Saldana, de 24 años, del condado de Boone fue sentenciado del 1 al 10 de abril en una prisión federal, seguido de cinco años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir una sustancia controlada. Saldana se declaró culpable el 28 de septiembre.

• Sarahi Flores-Quintero, de 22 años, de Phoenix, fue sentenciada el 5 de febrero a tres años, cuatro meses en una prisión federal, seguidos de tres años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir una sustancia controlada. Flores-Quintero se declaró culpable el 28 de septiembre.

• Víctor Sánchez-Hernández, de 47 años, ciudadano mexicano que reside en Hindsville, fue condenado del 5 a 20 años en una prisión federal, seguido de cinco años de libertad supervisada por un cargo de distribución de metanfetamina. Sánchez-Hernández se declaró culpable el 9 de julio.

• José Octavio Sánchez, de 21 años, de Hindsville, fue sentenciado el 5 de febrero a un año en una prisión federal, seguido de tres años de libertad supervisada por un cargo de ser un usuario ilegal de drogas en posesión de un arma de fuego. Sánchez se declaró culpable el 28 de septiembre.

• Elizabeth Ramirez, de 30 años, de Springdale, fue sentenciada el 5 de febrero a tres años, ocho meses en una prisión federal, seguidos de tres años de libertad supervisada por un cargo de conspiración para distribuir metanfetamina. Ramírez se declaró culpable el 25 de junio.

• Jesús “Don Chuey” Ramirez-Santoyo, 63, de Tulsa, Oklahoma, fue sentenciado del 5 de febrero a cuatro años en una prisión federal, seguido de tres años de libertad supervisada en un cargo de conspiración para distribuir metanfetamina. Ramírez-Santoyo se declaró culpable el 7 de septiembre.

La acusación formaba parte de la Operación Ozark Express del Distrito Occidental de Arkansas, que forma parte del programa de la Fuerza de Tareas de Control de Delitos Organizados y Control de Drogas. La misión del programa es identificar, interrumpir y desmantelar a las organizaciones más serias de tráfico de drogas y lavado de dinero y a los responsables del suministro de drogas ilícitas de la nación.

El juez de distrito de los Estados Unidos Timothy L. Brooks presidió los casos.



Acerca del autor

NWA Democrat-Gazette

NWA Democrat-Gazette

Noticias relacionadas

Weather Icon

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias