La Prensa Libre

Crece el miedo entre los residentes indocumentados del Noroeste de Arkansas

Crece el miedo entre los residentes indocumentados del Noroeste de Arkansas
febrero 02
15:34 2017
NWA Democrat-Gazette/J.T. WAMPLER Mayra Esquivel, of Springdale (left) hugs Susan Young of Fayetteville Thursday Jan.26, 2017 after the Interfaith Vigil for Immigrant and Refugee Solidarity held at the Good Shepherd’s Lutheran Church in Fayetteville. The event was in part organized by the Arkansas United Community Coalition to to react more formally to this week’s executive orders as well as discussions by the Arkansas state legislature on anti-immigrant legislation.

J.T. Wampler/NWA Democrat-Gazette Mayra Esquivel, de Springdale (a la izquierda) abraza a Susan Young de Fayetteville Jueves 26 de enero de 2017 después de la Vigilia Interreligiosa para la Solidaridad de Inmigrantes y Refugiados celebrada en la Iglesia Luterana del Buen Pastor en Fayetteville.

Hicham Raache/NWA Democrat-Gazette

SPRINGDALE — Cuando el padre de Mayra Camacho cruzó la frontera de México a los Estados Unidos en 1993, llevó consigo un deseo de trabajo y un sueño para prosperar.

Camacho, de 26 años, habló del sueño de su padre durante una conferencia de prensa de la Coalición Comunitaria Unida de Arkansas en el Centro de Recursos para Inmigrantes el jueves. Camacho, un residente indocumentado que trabaja para la coalición, también habló del temor que ahora tienen que muchos residentes indocumentados.


“Soy uno de los que se beneficiaron de la orden ejecutiva que se aprobó en 2012 para permitir a los jóvenes inmigrantes indocumentados tener un permiso de trabajo y poder trabajar y adquirir una licencia de conducir y ser aplazados de ser deportados, pero eso es sólo temporal”, dijo.

Camacho dijo que ese momento se ha acercado desde que el presidente Donald Trump comenzó a firmar órdenes ejecutivas para restringir aún más la inmigración ilegal y deportar a los residentes indocumentados.

“La forma en que nos ha afectado ha sido extremadamente difícil, extremadamente difícil de escuchar, de ver, hasta el punto en que he cerrado cualquier tipo de medios de comunicación social o noticias porque simplemente no quiero oír hablar de ella”, dijo Camacho mientras se ponía a llorar.

“Me afecta directamente. Llega a casa. Me apuñala en el corazón. Golpea mi casa con toda la familia, con los amigos, con los vecinos. Si no se siente real”.

Camacho estaba flanqueado por líderes religiosos y defensores de refugiados que se solidarizaron con los inmigrantes indocumentados para permanecer en los Estados Unidos.

“Creo que la mayoría de nuestras tradiciones de fe realmente amarían ver la reforma migratoria que se enfoca en mantener las familias juntas, dando a la gente un camino hacia la ciudadanía, como las propuestas de BRIDGE”, dijo Clint Schnekloth, pastor de la Iglesia Luterana Buen Pastor en Fayetteville.

La Ley de Retiro de Individuos que sueñan con crecer nuestra Ley de Economía es una legislación bipartidaria diseñada para permitir que las personas que son elegibles para o han recibido autorización de trabajo y alivio temporal de deportación a través de Deferred Action for Childhood Arrivals para continuar viviendo en los EE.UU.

Camacho teme que la Acción Diferida también esté en peligro.

“La idea de perder DACA es realmente difícil de procesar. La posibilidad de perder mi identidad está ahí “, dijo. “Estoy en el borde, y mi compañera de la juventud que también está indocumentada y puede correr con la misma suerte.”

El padre de Camacho entró a Texas y consiguió un trabajo de maquinaria de limpieza en una planta de pollo. Un año después, Camacho, de 3 años, y su madre entraron a los Estados Unidos con la ayuda de un amigo de la familia que era residente de los Estados Unidos.

“Me hicieron vestir como una chica blanca para hacer que parezca que yo era de los Estados Unidos, y llegamos a donde mi mamá era su hermana y yo era su hija”, dijo Camacho.

Camacho creció en Fort Smith. Ella fue criada en una casa devotamente católica que se mantuvo fiel a las vibrantes tradiciones mexicanas. Ambos padres trabajaron duro. Su padre trabajaba a menudo 60 horas a la semana.

“Fue duro, pero estaban dispuestos a perseverar para darme una vida mejor y un futuro mejor. Estaban dispuestos a aprender inglés, a hacer lo que estaban dispuestos a hacer y sobrevivir “, dijo Camacho.

“Nunca mostraron ningún signo de estrés, ningún signo de dificultad. Sólo trabajaron, y me alimentaron. Todo lo que me dirían es que tienes que ir a la escuela y necesitas una educación.

Camacho se graduó de Northside High School y se graduó de la Universidad de Arkansas-Fort Smith.

Emily Crane Linn, directora de asentamientos de Canopy Northwest Arkansas, una organización que ayuda a los refugiados a reasentarse en la comunidad, habló durante la conferencia de prensa sobre las esperanzas que los refugiados e inmigrantes traen consigo a Estados Unidos.

Dijo que ha visto esa esperanza en los rostros de los refugiados.

“Hemos dado la bienvenida a tres familias de refugiados hasta ahora, y he tenido el privilegio de estar en el aeropuerto para dos de ellos”, dijo Linn.

“Es increíble cuando te ven por primera vez y se dan cuenta de que estás allí para ellos, y sólo el alivio que se lava sobre sus rostros. Pueden decir que están a salvo, que son bienvenidos y que están en casa “.

Estados Unidos es el gran bastión de inmigrantes y refugiados, dijo Schnekloth.

“Si vienes por barco a los Estados Unidos, pasas a la derecha por la Estatua de la Libertad, que dice ‘Danos tus masas acurrucadas anhelando liberarnos’”, dijo.

“Hay todo tipo de textos dentro de nuestra tradición que contrarrestan completamente lo que estamos haciendo actualmente, tanto a nivel estatal como nacional.

Es por eso que están viendo muchas comunidades de fe diciendo ‘No, vamos a proveer santuario, vamos a estar juntos con los inmigrantes y los refugiados’.

Cada vez que dejamos de hacer eso en nuestro país, estamos olvidando nuestra Propia historia, estamos olvidando que fuimos una vez inmigrantes y refugiados que llegaron a estas costas “.

Camacho dijo que apreciará para siempre su herencia mexicana, pero ella se considera americana.

“No importa lo que digan, aquí es donde mi vida ha sido establecida. No se puede simplemente empacar y moverse “, dijo Camacho. Me siento muy, muy parte de este país.

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

68° F
Muy nublado
Muy nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

COMENTARIOS RECIENTES

Un saludo y muchas gracias por contribuir cono todo el mundo y realizar esas pedazo...

Hi, Neat post. There's a problem with your site in internet explorer, might check this?...

Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo...

Yo no estoy en linea con lo aqui reflejado, pienso sinceramente que hay muchos elementos...

Acostumbro cada noche buscar articulos para pasar un buen rato leyendo y de esta forma...

Descomunal, formato de tu blog! ¿Cuanto tiempo llevas bloggeando? haces que leer en tu blog...

Este blog es realmente un paseo a través de toda la información que deseaba sobre...

Buenisimo post. Gracias por publicarlo...Espero màs... Saludos...