La Prensa Libre

Nuevo cónsul mexicano viene al Noroeste de Arkansas durante consulado móvil

julio 21
13:01 2016
José López Bribiesca/La Prensa Libre El cónsul mexicano Rodolfo Quilantán Arenas, derecha, habla con La Prensa Libre mientras escucha Aníbal Tomás Acuña el jueves 7 de julio en el Consulado de México en Little Rock. Quilantán Arenas fue juramentado como jefe del Consulado de México en Little Rock el 17 de junio.

Fotos de José López Bribiesca/La Prensa Libre
El cónsul mexicano Rodolfo Quilantán Arenas, derecha, habla con La Prensa Libre mientras escucha Aníbal Tomás Acuña el jueves 7 de julio en el Consulado de México en Little Rock. Quilantán Arenas fue juramentado como jefe del Consulado de México en Little Rock el 17 de junio.

David Preciado, cónsul de México, sonríe para La Prensa Libre durante un consulado móvil en octubre 2015 en Springdale.

David Preciado, ex cónsul de México en Little Rock, sonríe para La Prensa Libre durante un consulado móvil en octubre 2015 en Springdale.

José López Bribiesca

jlopez@nwadg.com

LITTLE ROCK — Cuando el consulado mexicano haga su visita al Noroeste de Arkansas a finales de julio, los residentes locales podrán por fin conocer al recién juramentado cónsul.


Se trata de Rodolfo Quilantán Arenas, quien el viernes 17 de junio tomó posesión como jefe del Consulado de México en Little Rock tras seis años en el mismo cargo en Brownsville, Texas.

Esto sucedió a la par de la reasignación del previo cónsul, David Manuel Preciado Juárez, al Consulado de México en Fresno, en el valle central de California.

Ambos cónsules interactuaron tanto en Little Rock como en Washington, durante una conferencia de cónsules, y Quilantán aplaudió el buen trabajo de su antecesor, sobre todo en establecer el consulado sobre ruedas.

Quilantán señaló que este programa es de gran beneficio tanto para el Noroeste de Arkansas como para Oklahoma City y Tulsa, Oklahoma, los cuales conforman junto con Tennessee el territorio servido por el consulado de Little Rock.

“El cónsul David dejó aquí un grupo de colaboradores bastante profesionales”, reiteró Quilantán. “Lo que está funcionando bien, hay que dejarlo así. Si hay que hacer algunos ajustes, los vamos a hacer.

“El servicio que ofrecemos aquí tiene que seguir siendo de primera clase para nuestros paisanos”, añadió. “La preocupación fundamental es que todas las personas que vienen a esta sala reciban el trato respetuoso, cordial, profesional”.

Originario de Saltillo, Coahuila, Quilantán es egresado de la Universidad Autónoma de Coahuila, es abogado y fungió como cónsul en Brownsville desde 2010, lo cual calificó como una experiencia única.

“Trabajar en la frontera representa una serie de retos, de oportunidades muy particulares que no se presentan al interior de Estados Unidos”, comentó el funcionario. “Vivir y trabajar en la frontera es atender a los paisanos en sus necesidades más apremiantes”.

Manifestó que en el consulado fronterizo vecino con Matamoros, Tamaulipas, recibía todos los días entre seis a ocho peticiones de familiares de personas que desaparecieron al cruzar la frontera.

Relató que muchos de esos migrantes aparecían fallecidos o encarcelados, por lo cual tenían mucho trabajo con los procesos de notificación a los familiares y repatriación de cuerpos.

Recordando las temperaturas extremas y brutales que agobian a los que cruzan la frontera cada verano, Quilantán Arenas señaló que Arkansas tiene un clima mucho más agradable.

Además, apuntó que la gente arkansana — sea latina, anglosajona o afroamericana — ha sido cándida y respetuosa hacia él y su esposa, con quien está en proceso de encontrar casa.

Por su parte, Aníbal Tomás Acuña, quien trabaja en el consulado desde marzo de 2015, subrayó que la transición de cónsules ha sido “muy suave, muy sutil, y yo diría que se le agregó un tono humano y con mucho énfasis en el buen servicio que se le da a nuestros connacionales”.

Acuña, originario de Guasave, Sinaloa, indicó que los lunes y los miércoles son los días más ocupados en el consulado, pero que hay mucho orden.

“La gente sabe que todo es por cita, y van llegando conforme son siendo atendidos. Y la última cita es hasta la 1:30” de la tarde, señaló.

El consulado mexicano estará en el Noroeste de Arkansas el sábado 30 y domingo 31 de julio, en el Sprindgale Civic Center.

Se estarán tramitando los servicios de pasaporte, matrícula consular y copia certificada del acta de nacimiento a los que hayan hecho cita llamando con anticipación al servicio Mexitel, 1-877-639-4835.

El pasaporte ordinario por tres años cuesta $74, el de seis años cuesta $101, y el de 10 años cuesta $136.

Cada copia del acta de nacimiento cuesta $13. La matrícula consular cuesta $27.

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

53° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...