La Prensa Libre

Virus del Zika afecta vidas de 2 latinas locales

julio 07
13:00 2016
Michael Woods/NWA Democrat-Gazette Dakota Ross, un gerente de la compañía Mosquito Joe, rocía un hogar para matar mosquitos el viernes 27 de mayo en Fayetteville.

Michael Woods/NWA Democrat-Gazette
Dakota Ross, un gerente de la compañía Mosquito Joe, rocía un hogar para matar mosquitos el viernes 27 de mayo en Fayetteville.

Joyce

Joyce

Breybinda Álvarez

balvarez@nwadg.com

SPRINGDALE — El Zika puede estar más cerca de lo que piensa el Noroeste de Arkansas.

Puede ser que, aunque el mosquito aedes aegypti no llegue físicamente a causar peligro al Noreste de Arkansas, los mismos viajeros se están arriesgando a contactar el virus del Zika en sus tierras natales.

Merino

Merino

En 2015 comenzó una epidemia de Zika en Brasil, después comenzó a trasladarse por todo el sur y norte de América, y hacia las Islas Pacíficas.

Hasta la fecha no ha habido problemas serios en el Noreste de Arkansas o en EEUU.

Como con cualquier mosquito, usar repelente puede ayudar a evitar el riesgo de contagiarse, según fuentes médicas.

Pero en diciembre, Julie Joyce viajó a su natal Colombia con sus dos hijas.

Dijo que sabía que había riesgo de ser víctimas del virus, y por eso se aseguró de ponerles repelente para mosquitos a sus hijas.

“Yo a mí misma no me puse, fue por ese orgullo latino que tenemos”, relató Joyce, quien radica en Fayetteville. A veces los latinos piensan que solo por haber nacido en su país no corren los mismos riesgos, añadió, pero restando solo 10 días para regresar a Arkansas, Joyce fue víctima de la epidemia del Zika.

Su mayor preocupación fue cuando le dijeron que no podía salir del país hasta no ser considerada contagiosa. Su prioridad era recuperarse pronto para poder regresar y cuidar que sus hijas no se contagiaran, dijo.

“Me di cuenta porque te da alergia en todo el cuerpo como la viruela y pican muchísimo las ronchas, es horrible, no te puedes levantar”, explicó Joyce. “La cara y los brazos se me hincharon, ojos congestionados, tenía fiebre, y un dolor de cabeza que da peor que migraña”.

Cuando fue al médico, recibió medicamento para los síntomas que entumecen el cuerpo.

“No había marca de dónde me pico el mosquito, pero quedaron marcas de las ronchas causadas por la alergia”, dijo Joyce. “El medico dijo que me había picado el mosquito”.

El doctor le explicó que las únicas otras formas de contraer el virus son por contacto con saliva de alguien que fue picado o a través de contacto sexual.

Los médicos en Colombia le recomendaron no embarazarse en los siguientes seis meses — periodo de tiempo recomendando para que permitan que el cuerpo se desintoxique del virus — ya que han notado defectos de nacimiento por la epidemia del Zika.

Sus hijas siguieron tomando precaución y usaron repelente constantemente, a la vez tomando vitamina C para proteger el sistema inmune, lo cual dijo ayudó a que su cuerpo no se intoxicara y no se contagiaran durante el viaje.

La alergia al piquete del mosquito le duró dos semanas, y tres días antes de la fecha planeada para regresarse ya no tenía síntomas, relató Joyce — la alergia era poca, seguía usando manga larga, y como ya no tenía fiebre, ya no era contagiosa.

También hubo síntomas que Joyce no experimentó como el vómito y la diarrea.

Por su parte, Silvia Merino, de Fayetteville, viajará a Ciudad de México en estos días con sus dos hijas de 3 y de 5 años.

Ya habló con su familia en México para informarse de la situación del Zika pero dijo que los doctores allá no saben nada, no saben qué van hacer, y el medicamento es escaso.

“La verdad a mi sí me da miedo”, comentó Merino, quien planea llevar repelente para mosquitos, pero sabe que si se le acaba estando allá, puede conseguir más repelente para ella y sus hijas.

“Es incómodo el repelente, pero es precaución que se tiene que tomar”.

Habló con su pediatra aquí para saber qué podía hacer para prevenir que sus hijas y ella fueran víctimas del virus.

El doctor le dijo que no podía recetar nada porque no tiene el virus, y según Merino, no fue de mucha ayuda para conseguir información adicional.

“O sea, el cuate no sabe, hay una ignorancia completa, no solo en los síntomas para detectar si uno lo tiene, pero también en cómo prevenir contacto con el Zika”, Merino expresó.

A pesar de los temores por este virus en Latinoamérica, Joyce señaló que sí planea regresar a Colombia después de haber contraído el Zika.

Y Merino reiteró que no cambiaría sus planes de viajar, “pero informados y con precaución”.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

28° F
Muy nublado
Muy nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...