La Prensa Libre

Civic Center confirma reportaje, que sí se revocó su licencia de alcohol, apelará

junio 23
14:00 2016
José López Bribiesca/La Prensa Libre El Springdale Civic Center a la media noche del domingo 19 de junio, día que se presentaron las bandas de rock El Tri y Liran’ Roll. El centro de eventos perdió su licencia de alcohol el jueves 16 de junio tras varias infracciones desde 2015.

José López Bribiesca/La Prensa Libre
El Springdale Civic Center a la media noche del domingo 19 de junio, día que se presentaron las bandas de rock El Tri y Liran’ Roll. El centro de eventos perdió su licencia de alcohol el jueves 16 de junio tras varias infracciones desde 2015.

José López Bribiesca

jlopez@nwadg.com

SPRINGDALE — El Springdale Civic Center perdió su licencia de alcohol y se está iniciando el proceso de apelación de esta revocación, confirmaron representantes del centro de eventos a La Prensa Libre.

Edward “Eddie” Vega, dueño de E-Z Spanish Media, empresa asociada tanto con el Civic Center como con La Zeta 95.7 FM, no respondió el teléfono ni regresó la llamada cuando se le dejó un mensaje de voz el viernes 17 de junio, un día después de que la revocación de la licencia de alcohol fuera efectiva.

Anthony Reyes/NWA Democrat-Gazette, archivo Edward "Eddie" Vega, propietario de La Zeta 95.7, concede entrevista desde su oficina en el Civic Center de Springdale el 23 de mayo de 2013. Vega fue entrevistado para un perfil del Arkansas Democrat-Gazette, el cual fue traducido para La Prensa Libre.

Anthony Reyes/NWA Democrat-Gazette, archivo
Edward “Eddie” Vega, propietario de La Zeta 95.7 FM, concede entrevista desde su oficina en el Civic Center de Springdale el 23 de mayo de 2013. Vega fue entrevistado para un perfil del Arkansas Democrat-Gazette, el cual fue traducido para La Prensa Libre.

Para el lunes 20, Vega aún no había contactado a La Prensa Libre, pero quien sí dio comentario fue su sobrina, Iris Vega, gerente de negocios para E-Z Spanish Media.

Ella señaló, sobre la licencia de alcohol del centro de eventos, que “así como dice en los periódicos, fue revocada y se apelará”.

Por lo tanto, el abogado del Civic Center, James Crouch, concedió una entrevista a La Prensa Libre el mismo lunes 20, y explicó que había estado fuera del área cuando se buscó su comentario para el artículo explicando la cancelación de la licencia de alcohol de su cliente.

Screen shot 2016-06-23 at 9.24.12 AM“Es bastante claro que perdieron su licencia para el permiso de cerveza, no puedo imaginarme que no tenga un impacto financiero”, comentó Crouch.

El abogado afirmó que sí apelarían la decisión del director de la oficina estatal de Control de Bebidas Alcohólicas, Bud Roberts, quien anuló la licencia de licor del Civic Center tras lo que determinaron fueron numerosas infracciones.

Crouch puntualizó que él y su cliente están en desacuerdo con lo descrito en dos incidentes en marzo y abril de este año, y que espera que la apelación se lleve a cabo en agosto.

Mientras tanto, el Civic Center acogió su primer concierto tras la anulación de su licencia de alcohol el sábado 18 de junio, cuando llegaron las bandas de rock El Tri y Liran’ Roll.

“Para mí estuvo bien, a mí me fascinó el concierto”, señaló Alejandra Ballesteros, de 36 años y residente de Rogers que acudió al concierto con su esposo. “Gente no hubo a reventar, pero ahora sí que los que estuvimos allí somos los que somos aficionados al rock”.

Ballesteros, originaria de Jerécuaro, Guanajuato, indicó que no le importó que el Civic Center vendiera o no licor.

“La verdad a mí eso no me afectó en nada, porque nosotros no consumimos alcohol”, explicó Ballesteros, quien elogió la presentación del líder de El Tri, pues “hace un súper concierto el Alex Lora”.

 

LOS INCIDENTES

Screen shot 2016-06-23 at 9.24.25 AMLa revocación de la licencia de alcohol del Civic Center sucedió luego de dos graves incidentes el 13 de marzo y el 10 de abril, cuando el negocio estaba en periodo de prueba desde el 17 de diciembre de 2015, según la orden de control de bebidas.

El 13 de marzo, hubo dos infracciones de Clase A:

• Permitir que un menor (Julio Galán, de 19 años) consumiera alcohol en los locales autorizados y que el consumo de alcohol condujo a que estrellara su camioneta contra un árbol a 90 millas por hora, matando a dos pasajeros (Guillermo Sánchez, de 21 años, y Alejandro Hernández, de 24).

• Servir bebidas alcohólicas a un cliente intoxicado (el mismo menor, Galán).

El reporte de Roberts describió la escena del choque de manera gráfica.

“El choque dejó piel y sangre humana donde la corteza del árbol estaba”, apuntó. “Obliteró la camioneta salvo parte del lado del chofer. El choque mató a ambos pasajeros. Las fotos mostraron sus caras distorsionadas y sus cuerpos desfigurados, cráneos destrozados, piernas quebradas, huesos que perforaban la piel desde adentro, dientes en el tablero, y sangre”.

El 10 de abril, hubo ocho supuestas infracciones:

• Servir alcohol a seis clientes intoxicados.

• Permitir que un cliente salga del local autorizado con un contenedor abierto de bebida alcohólica (una lata de Bud Light).

• No ser un buen vecino, dada una pelea entre clientes en el local.

• Permitir que se consumieran bebidas alcohólicas en el local después de la hora permitida.

• Permitir que un menor de 17 años poseyera una bebida alcohólica.

• Servir alcohol a un menor de 19 años.

• No ser un buen vecino al permitir que se esparciera basura como latas y botellas de cerveza en el estacionamiento de la sede.

• Y no ser un buen vecino al permitir que se esparcieran numerosas latas, botellas y charcos de cerveza derramada en el piso del local autorizado.

Todas, menos la salida del cliente con su bebida, fueron infracciones de Clase A, según el reporte.

“Las infracciones fueron tan numerosas y tan atroces en su magnitud, que se esclarece esto: El Springdale Civic Center no puede continuar como un buen delegado del Control de Bebidas Alcohólicas”, escribió Roberts en su reporte. “Por la presente, ordeno que se revoque este permiso por causa”.

 

PERIODO DE PRUEBA

Francisco Ayala Silva/ La Prensa Libre, archivo La alegría se hizo presente en el Civic Center de Springdale el sábado 26 de noviembre de 2011 con el Grupo Estilo, Revancha Norteña y Los Huracanes del Norte para cientos de personas que llegaron a bailar con esos grupos. En la foto, Revancha Norteña fraterniza con el público.

Francisco Ayala Silva/ La Prensa Libre, archivo
La alegría se hizo presente en el Civic Center de Springdale el sábado 26 de noviembre de 2011 con el Grupo Estilo, Revancha Norteña y Los Huracanes del Norte para cientos de personas que llegaron a bailar con esos grupos. En la foto, Revancha Norteña fraterniza con el público.

Cuando ocurrieron estos hechos, el Civic Center estaba en periodo de prueba del 9 de enero de 2016 al 9 de enero de 2017, según documentos públicos de control de bebidas.

También se ordenó que la licencia de alcohol del Civic Center se suspendiera temporalmente del 9 de enero hasta el 8 de febrero, y fue multado $4,200 por infracciones en 2015, según los documentos.

El 20 de septiembre hubo dos infracciones de Clase A:

• No ser un buen vecino luego de numerosas peleas adentro del local, y en la misma fecha el cliente Juan Ortiz fue lesionado por un guardia de seguridad.

• Permitir que un menor de edad, Albaro Anita-Ruiz, de 17 años, poseyera una bebida alcohólica.

El 18 de octubre hubo dos infracciones de Clase A:

• No ser un buen vecino al permitir que se emitiera música fuerte desde el local autorizado.

• No cooperar con agentes de la ley, principalmente el Departamento de Policía de Springdale.

Vega y Crouch comparecieron a la audiencia del Control de Bebidas Alcohólicas el 1 de diciembre en Little Rock, al igual que Bryan Sanders, jefe de seguridad del Civic Center, y varios agentes de la Policía de Springdale.

Sanders testificó que tenía 31 guardias de seguridad para 1,250 clientes la noche del 20 de septiembre, según los documentos.

Vega, por su parte, caracterizó al equipo de seguridad del Civic Center como “contratistas independientes”, según el reporte.

“El Sr. Edward Vega, titular del permiso, sintió que él no debe de aceptar responsabilidad por las peleas en los locales autorizados. Yo no estoy de acuerdo”, escribió Roberts en el reporte.

“Un permiso para un local con amplio cupo permite que su titular acapare ganancias significantes. El titular del permiso sigue siendo responsable de mantener la seguridad de sus clientes — particularmente cuando los clientes incluyen a niños, menores más grandes, y familias”, añadió Roberts en el reporte. “La magnitud de la multitud no disminuye esta responsabilidad. Al contrario: Entre más grande la multitud, mayor el cuidado que debe tomar el permisionario”.

La Prensa Libre preguntó a Crouch que por cuánto tiempo ha sido el abogado de Vega y del Civic Center, y éste respondió que por varios años.

Cuando se le preguntó que desde hace cuándo han tenido problemas con la oficina estatal de Control de Bebidas Alcohólicas, Crouch contestó, “No voy a comentar sobre eso”.



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

78° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...