La Prensa Libre

Yo, adolescente, inmigrante, herido por el auto-‘bullying’ (carta del editor)

febrero 25
14:00 2016
María Teresa Molano/La Prensa Libre Los niños quieren la paz, dicen “no” al bullying en la caminata por la paz el sábado 20 de febrero en Springdale.

María Teresa Molano/La Prensa Libre
Los niños quieren la paz, dicen “no” al bullying en la caminata por la paz el sábado 20 de febrero en Springdale.

José López Bribiesca

jlopez@nwadg.com

En EEUU podemos gozar de una calidad de vida “mejor” que en nuestros países — sobre todo entorno a la infraestructura y a la cantidad de recursos invertidos en la educación pública.

Eso es innegable.

Pero luego de lamentar como comunidad que dos niñas latinas se quitaron la vida tras años de acoso escolar, debo recalcar que el entorno escolar aquí es una selva salvaje.

Solo los más fuertes perseveran, y son pocos pues son los que tienen generaciones aceptando y adaptándose a las costumbres de esa jungla que es el sistema educativo norteamericano.

Gracias a Dios, el Distrito Escolar de Fayetteville me ofreció educación de calidad de sexto a 12º grado, quizás inasequible en mi México, mas eso no quita la gran miseria de una adolescencia para la cual no estaba preparado.

Hay que subrayarlo — ser inmigrante y ser adolescente, a la vez, es liar con una enorme doble privación.

•••

En una conversación esta semana, mi cuñada hizo una observación acertada.

Ella, fungiendo como maestra local con bastante capacidad intelectual y laboral por muchos años, señaló que los padres de sus niños hispanos solamente tienen dos preocupaciones:

• El comportamiento de mi hij@.

• Las calificaciones de mi hij@.

Como ella bien dijo, la preocupación primordial es el comportamiento, y es obvio pues lo primero que nos preguntan nuestros padres en México y Latinoamérica es, “¿Cómo te portaste?”

Pero el mundo en EEUU no es tan simple.

Un padre norteamericano tiene, además, estas consternaciones:

• Cuánto liderazgo demuestra mi hij@.

• Qué tan involucrado está en actividades fuera de la escuela.

• Cuántos deportes juega.

• Cuántos instrumentos o actividades musicales practica fuera de la escuela.

• Qué proyectos cívicos está emprendiendo.

• Qué tanta participación tiene en su iglesia.

• En cuántas actividades escolares debo yo, como padre, ofrecerme como voluntari@.

• En cuáles mesas directivas debo yo, como padre, ser líder.

• Qué puedo hacer, como padre, para fomentar una amistad con directores, maestros y padres influyentes.

•••

Por si fuera poco, en high school las apuestas se elevan inmensamente gracias al materialismo, las apariencias y el tajante “qué dirán”.

No sé hoy, pero en los años 90 cuando yo fui adolescente, estos eran los martirios diarios:

• Qué marca de ropa uso.

• Qué auto manejo.

• Qué comida traigo al almuerzo.

• En qué posición social se sitúan mis padres, para poder presumirlos.

• Qué tan actualizado estoy con las modas y la música popular.

• En cuántas fiestas me ven todos cada fin de semana.

• Qué tan interesante es mi vida amorosa.

Como yo no pude cumplir con todas las expectativas de un adolescente promedio norteamericano, sufrí de un bajísimo autoestima, no podía con mi timidez y autismo social, y yo mismo me hice “bullying”.

Desdichadamente hasta a mis hermanos y padres los hice sufrir, sin ser culpa de ellos, y les pido perdón.

•••

A una semana de mi cumpleaños 33, dudo que la presión adolescente hoy día haya cambiado, a excepción de que las redes sociales generan otra fuente adicional de ansiedad para los jóvenes.

Sé que esta columna no presenta soluciones, pero la escribo para comenzar a diagnosticar el problema que muchos jóvenes no se atreven a tratar con sus padres o con administradores escolares.

Pero a los jóvenes inmigrantes e hijos de migrantes, les digo que tienen en mí a un aliado que los comprende, los estima, los aprecia y los valora.

Y necesitan saber que todo mejora después de salir de esa horrenda jungla que es la adolescencia, siempre y cuando sepan amarse a sí mismos y se propongan a sobresalir en su vida diaria.

—Esta opinión es solo de su autor y no refleja la opinión de La Prensa Libre.



Condiciones Actuales

59° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...