La Prensa Libre

Monotonía contrarrestada con una actitud positiva

julio 09
13:00 2015
Columnista Invitado Padre Guillermo Castillo Iglesia Episcopal de Todos los Santos, Bentonville

Columnista Invitado
Padre Guillermo Castillo
Iglesia Episcopal de Todos los Santos, Bentonville

Muchos dicen que están cansados de hacer lo mismo todos los días, que su vida es repetitiva y aburrida, que todo lo que hacen no les satisface, no les llena y no les realiza como personas.

¿¡Será que nos estamos convirtiendo en máquinas de trabajo, en herramientas sin sentimientos, sin metas y sin objetivos de crecimiento y desarrollo humano y espiritual?

Recuerde que usted y yo podemos hacer las mismas cosas todos los días, ir a la oficina, cuidar los niños, limpiar la casa, preparar la comida.

Pero esto no necesariamente es una rutina aburrida si usted sabe manejarlo con una actitud positiva, experimentando en cada actividad una experiencia única e irrepetible que le puede enseñar a valorar las cosas, la vida y a quienes le rodean por muy simple y sencilla que sea su labor, porque lo está haciendo con amor, entrega, disponibilidad, voluntad y motivación.

Su actitud positiva, su fuerza interior, su fe y esperanza, serán su soporte e impulso para valorar y disfrutar lo que hace.

Cuando nuestra vida se vuelve repetitiva y aburrida es porque nuestra vida interior esta frágil, hemos descuidado la raíz y origen de donde nacen los buenos sentimientos, propósitos y las ganas de vivir con entusiasmo.

Hemos descuidado nuestra relación con Dios, no estamos trabajando en nuestra fe y nuestro corazón está débil, agitado y cansado.

Esta es la causa del por qué se hacen las actividades diarias sin entusiasmo.

Lo que usted está viviendo interiormente se refleja exteriormente, su rostro, sus palabras, sus actitudes y sus reacciones, manifiestan lo que usted está viviendo en su interior.

Es un conflicto y un desorden interno que no le permite disfrutar lo que hace en la vida diaria, el trabajo lo hace mal, todo le molesta, mira lo negativo de la vida y de las personas, todo esto le hace sufrir más y al mismo tiempo hace sufrir a quienes le rodean.

Muchos dicen: un día más, una semana más que he terminado y otro día o semana más que comienza ¡Que aburrido! ¡Qué pereza!

Mejor diga un día o una semana más que Dios me ha permitido vivir, donde he aprendido muchas cosas, y gracias a Dios que me da otra oportunidad para hacer las mismas actividades con más experiencia, con nuevas motivaciones y con una actitud más positiva y agradecida.

Dios les bendiga.



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

74° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...