La Prensa Libre

Navidad sin Jesús: una fiesta sin cumpleañero

diciembre 11
13:00 2014
Columnista Invitado Padre Guillermo Castillo Iglesia Episcopal de Todos los Santos, Bentonville

Columnista Invitado
Padre Guillermo Castillo
Iglesia Episcopal de Todos los Santos, Bentonville

Estamos a pocos días de celebrar la Navidad, muchos viven la Navidad como cualquier otro día de fiesta, como algo repetitivo y monótono.

La verdadera Navidad siempre es nueva y diferente cuando se vive con una actitud de reflexión, fe y agradecimiento.

En la actualidad, Jesús llega a nuestro corazón de una manera espiritual, vive en el corazón de hombres y mujeres de buena voluntad, que viven con la esperanza y la ilusión de sentir su presencia en cada momento de sus vidas.

Al mismo tiempo, me pregunto, ¿para qué tipo de Navidad nos estamos preparando? ¿Para una Navidad externa o interna, material o espiritual?

Hago esta pregunta porque es triste cómo celebramos la Navidad en nuestros tiempos, estamos muy preocupados, ocupados y aturdidos sobre los regalos, adornos y la comida.

Pero en algún momento de nuestra vida, ¿hemos dejado un espacio para reflexionar y evaluar si estamos olvidando al festejado que es Jesús?

¿Ustedes creen que tendría sentido partir un pastel y hacer la fiesta sin el cumpleañero?

Foto de archivo de NWA Media Unos niños representan la Natividad en el Boys & Girls Club de Rogers en diciembre de 2007.

Foto de archivo de NWA Media
Unos niños representan la Natividad en el Boys & Girls Club de Rogers en diciembre de 2007.

Sin Jesús, no habría Navidad.

Yo sé que es bonito y maravillo compartir regalos, adornar la casa y disfrutar con la familia y amigos, pero no ignoremos al festejado.

No seamos indiferentes a Jesús, esa es la fiesta de Jesús, y nosotros deberíamos participar de su fiesta espiritual, de amor y fe; al mismo tiempo, darle gracias por amarnos, bendecirnos, cuidarnos, fortalecernos y sobre todo, porque nos ha permitido vivir otra Navidad.

Seguramente, muchos dirán: No puedo ir a la Iglesia porque estaremos muy ocupados y tendremos la visita de los amigos y la familia; bueno, dígale que después de la Iglesia se reunirán, o invítelos a la Iglesia.

Todo es cuestión de prioridades.

Si usted cree que la familia, los amigos son más importantes que ir a la Iglesia por dos horas, es su decisión, se respeta su libertad, porque nada se hace a la fuerza o por obligación.

Pero recuerde que para compartir con la familia tendrá toda la noche, todo es cuestión de voluntad, concientización y darse cuenta que el festejado es Jesús, que la celebración espiritual es la más importante, porque gracias a Dios, usted tiene la oportunidad de celebrar otra Navidad con su familia y amigos.

Feliz Navidad.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

70° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...