La Prensa Libre

Talento de Ambriz pesa mucho

junio 19
13:22 2014
David Gottschalk/NWA Media José Ambriz, tackle derecho para Springdale High School, participa en un simulacro de bloqueo el viernes, 16 de mayo en el Estadio Bulldog de Springdale.

David Gottschalk/NWA Media
José Ambriz, tackle derecho para Springdale High School, participa en un simulacro de bloqueo el viernes, 16 de mayo en el Estadio Bulldog de Springdale.

Jimmy Carter

jcarter@nwaonline.com

SPRINGDALE — José Ambriz tiene une rutina diaria.

El liniero ofensivo en su tercer año en Springdale High School bebe un batido de proteína después de cada práctica de fútbol americano. Bebe su segunda batido durante los descansos en su trabajo como cajero de supermercado.

Su tercer batido lo bebe en la noche antes de irse a dormir.

“Tenía una meta de aumentar mi peso”, dijo Ambriz.

Y lo hizo al beber los batidos de proteína, comiendo cinco o seis comidas pequeñas al día y estar cada vez más fuerte en el gimnasio.

El tackle derecho de 5 pies 10 pulgadas (178 cm) pesa 230 libras (104 km) después de jugar pesando 215 libras la temporada pasada. Ha sido un proyecto de larga duración tratar de elevar su peso.

“Hemos tratado y tratado de hacer que aumente su peso, ya se trate de la proteína, los sándwiches, leche con chocolate, esto y otro”, reveló el entrenador de línea ofensiva Trey Lavalle. “Es un hombre con una tremenda ética laboral”.

Incluso con el aumento de peso, Ambriz estará bajo peso según los estándares de la línea ofensiva. Pero eso no le impidió ser, discutiblemente, el liniero más consistente y confiable para Springdale en su primer año jugando al fútbol americano del equipo mayor el pasado otoño.

“Hay algunas personas que son de tamaño insuficiente que son jugadores de fútbol al final del día”, reiteró Lavalle. “Y eso es lo que José es. Sabe jugar”.

“Tiene muy buenos pies, que le ayuda”, apuntó el entrenador Shane Patrick. “Es engañosamente fuerte para su tamaño. Y entonces todo se reduce a montón de deseo. Él quiere ser físico”.

Ambriz comenzó a jugar al fútbol americano como estudiante de octavo grado gracias a la insistencia de su hermano mayor, Christian. Cuatro años mayor que José, Christian ha seguido desempeñando un papel importante en la vida de su hermano menor.

“Él me ayuda”, dijo Ambriz. “A veces él me compra proteína. Siempre venía a mis juegos con mi papá”.

Christian jugó en Springdale hasta que una lesión en la clavícula terminara su carrera. Era mucho más grande que José en sus días de high school.

“Si José fuera tan grande como Christian, sería muy, muy bueno”, comentó Patrick.

Aún así, José demostró ser lo suficientemente grande para hacer el trabajo para los Bulldogs el año pasado.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

91° F
Parcialmente nublado
Parcialmente nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...