La Prensa Libre

Ya deportados pudieron encaminarse a ciudadanía

mayo 01
11:26 2014
Foto de AP Herminia Servant, segunda de la izquierda, reacciona al ser esposada por agentes durante una manifestación frente a la Casa Blanca en Washington el lunes, 28 de abril. El grupo fue detenido en un acto de desobediencia en pro de la unidad familiar y para poner fin a las deportaciones que ocurren bajo la administración del presidente Barack Obama.

Foto de AP
Herminia Servant, segunda de la izquierda, reacciona al ser esposada por agentes durante una manifestación frente a la Casa Blanca en Washington el lunes, 28 de abril. El grupo fue detenido en un acto de desobediencia en pro de la unidad familiar y para poner fin a las deportaciones que ocurren bajo la administración del presidente Barack Obama.

Bloomberg News

 

WASHINGTON — Decenas de miles de inmigrantes indocumentados deportados de EEUU el año pasado pudieron haber sido elegibles para iniciar el proceso de ciudadanía en virtud de un proyecto de ley aprobado por el Senado.

Los datos de la Oficina de Inmigración y Aduanas de EEUU añade a la presión a la cual el presidente Barack Obama se enfrenta de grupos de labor y de demócratas en el Congreso que quieren que su gobierno reduzca las deportaciones.

“Estas cifras proporcionan la evidencia que hemos necesitado”, dijo Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center con sede en Washington, que apoya la flexibilización leyes de inmigración de EEUU. “Esto demuestra que las personas que están siendo deportadas bajo el gobierno de Obama son las mismas a quienes esta administración quiere proporcionar un camino a la ciudadanía”.

Cerca de 76,200 inmigrantes, que constituyeron aproximadamente el 20% de todas las deportaciones de EEUU el año pasado, fueron expulsados después de haber sido condenados por delitos relacionados con la inmigración o delitos de tráfico, según los datos de inmigración y aduanas. Tales infracciones generalmente no bloquearían la ciudadanía bajo la medida del Senado.

La administración de Obama deportó a un promedio de unos 1,000 inmigrantes al día durante el año pasado, más que cualquier otro presidente.

El presidente ha hecho hincapié a las deportaciones récord para demostrar que él es duro con la ley de inmigración. Algunos demócratas han protestado, diciendo que Obama debe detener las deportaciones de aquellos que han cometido delitos menores o delitos relacionados con la inmigración.

Republicanos de la Cámara, que no han actuado sobre las revisiones de las leyes generales de inmigración, dicen que acción ejecutiva frenando deportaciones pondría en peligro una legislación que incluya una ampliación de visas de trabajo.

El gobierno de Obama cambió las prioridades de control de inmigración en 2011, centrándose en aquellos que representan una amenaza para la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza. Eso fue un giro de las políticas bajo el presidente George W. Bush, que hizo hincapié sobre las redadas en empresas sospechosas de contratar a inmigrantes indocumentados.

Este cambio ha hecho una diferencia: más de 216,800 inmigrantes fueron declarados culpables de un delito antes de ser deportados en 2013, a comparición con 132,500 en 2008, según datos de ICE. Cerca de la mitad de ese aumento fue de un crecimiento del 185% en los inmigrantes indocumentados condenados por delitos relacionados con la inmigración.

Los nuevos datos muestran que muchos inmigrantes están siendo deportados por delitos menores o faltas que no prohibirían la ciudadanía en el marco del proyecto del Senado. De las 368,600 deportaciones del año pasado, cerca de 63,800 fueron por delitos relacionadas con la inmigración, mientras que 12,400 fueron por delitos de tráfico, según datos de ICE.

Bajo el proyecto de ley que el Senado aprobó 68-32 en junio pasado — con apoyo de 14 republicanos — los inmigrantes indocumentados en general serían elegibles para la ciudadanía si estuvieran en EEUU antes del 1 de enero de 2012 y no fueron condenados por un delito grave o más de dos delitos menores.

“La administración ha estado lanzando arena en nuestra cara”, comentó Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, un grupo con sede en Washington que apoya el alivio de leyes de inmigración. “No puede haber nada más cruel y despiadado que la deportación de personas que serían elegibles para el alivio bajo la legislación por la cual estás luchando”.

Delitos relacionados con la inmigración no contarían hacia ese total, dijo Marc Rosenblum, del Instituto de Políticas Migratorias basado en Washington.

El índice de aprobación de Obama entre los hispanos ha bajado 18 puntos desde el pasado mes de mayo a 57%, según la Encuesta Gallup. Ganó el 71% del voto hispano en 2012, según los resultados.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

32° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...