La Prensa Libre

Reforma migratoria en nuestros bolsillos

marzo 14
13:00 2013

Carta del editor

José López Bribiesca — Editor, La Prensa Libre

Queridos lectores, la democracia no es de la gente. La democracia es de los que tienen dinero, de las corporaciones, de los empresarios multimillonarios, de la compañías que generan ganancias mayores a las de países tercermundistas.

Pero, ¿saben lo que eso significa? Que nosotros como consumidores cotidianos, como gente plebeya, siempre sí tenemos el poder económico, pues somos nosotros los que proveemos los centavitos que se acumulan poco a poco en millones de dólares para las megaempresas.

Estos millones luego son invertidos en el Congreso, la Presidencia, y hasta la Corte Suprema, pues son las compañías enormes las que subvencionas las campañas de elección y reelección de estos mandatarios en Washington. A cambio, desde el Capitolio emergen leyes que promueven que estas compañías mantengan su estatus magnatario y que continúen generando enormes ganancias económicas.

Pero vuelvo a lo mismo, nosotros los consumidores somos los que tenemos la palabra final a la hora de hacer las compras, pues son nuestros centavitos los que se convierten en millones para las empresas.

Así que si queremos la reforma migratoria, no basta con votar, o con registrar a gente a votar, o con pedir a que nuestros tíos o primos ciudadanos voten por Candidato X y no por Candidato Y para que se promulgue la reforma migratoria.

Nosotros, con y sin papeles por igual, somos los que estamos votando con nuestros bolsillos día a día.

Si dicen que somos 12 millones de personas que beneficiaríamos de la reforma migratoria, imagínense si decidimos no gastar $1 por un día. Esos son $12 millones que negamos a la economía.

Con esos $12 millones estamos haciendo estruendos en el gobierno para hacerles saber que sí estamos aquí para ser tomados en cuenta.

Ahora, qué pasaría si todos decidimos no comprar nada por un día. Digamos que fuera cada miércoles. Sí, vamos al trabajo, cumplimos con nuestro deber laboral, pero al regreso a casa no vamos a la megatienda norteamericana, ni compráramos gasolina de la megaindustria petrolera, ni pusiéramos dinero en el megabanco financiero.

Como buenos latinos, solo vamos a comprar en nuestras tienditas hispanas para seguir sustentándonos como comunidad, pero olvidaremos a las empresas norteamericanas por un día.

¿Suena ridículo? Pues algo así sucedió el 1 de mayo de 2006, quizás el boicot más grande de la historia post César Chávez. Las bolsas de valor temblaron de miedo, se estremecieron, y el haberle negado nuestros centavitos retumbó en la economía.

Desdichadamente, nunca hubo seguimiento, y seguimos desperdiciando tiempo montando marchas y manifestaciones, escribiendo cartas que ni leen los legisladores…y al final de cuentas, nada de eso importa, porque solo el Dólar Todopoderoso manda en América y en el mundo.

Entonces es necesario recalcarlo: la reforma migratoria está en nuestros bolsillos, solo falta que nos organicemos para lograr un megaboicot una vez a la semana, hasta que pase la reforma, todo porque mostramos que nuestro dólar latino pesa en la política.

Una vez que usemos el valor de nuestro dólar como portavoz ante Washington, Washington por fin valorará nuestra voz. Nos escuchará con oídos abiertos y nos recibirán con brazos abiertos.

Washington es así de materialista, pero oh, así es el mundo moderno en el que vivimos.



Etiquetas
Share

Condiciones Actuales

71° F
Parcialmente nublado
Parcialmente nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...