Autor comparte riqueza bi-racial, literaria

José López Bribiesca

JLOPEZ@NWAONLINE.COM

 

José López Bribiesca/NWA Media
Matt de la Peña, autor de la novela para jóvenes “Mexican WhiteBoy”, lee su obra el jueves, 24 de enero en el Auditorio Giffels de la UA.

No  hay manera de relatar la historia de Matt de la Peña sin mencionar que él está a la vez atrapado y liberado entre dos mundos.

De la Peña es autor de cinco libros para jóvenes, y el tema de múltiples culturas disecándose gira alrededor de ellos, pues eso ha marcado su vida desde el nacimiento, siendo hijo de mexicano y norteamericana blanca.

“Crecí en un hogar bilingüe, pero fue más complicado,

Anthony Reyes/NWA Media
De la Peña también se presentó en Southwest Junior High School de Springdale el jueves 24.

porque la primera lengua de mi papá era el español, la primera lengua de mi mamá era el inglés”, relató. “Pero mi papá no nos permitía hablar en español en la casa porque, como no terminó la high school, pensaba que ‘El Hombre’ [el gobierno] lo perseguía por ser mexicano, y sus hijos, nosotros tres, no hablaríamos en español para ser lo más norteamericano posible”.

Esto lo compartió de la Peña con una centena de personas presentes la noche del jueves, 24 de enero en el Auditorio Giffels de la Universidad de Arkansas.

El autor admitió que no le va mal ahora a sus 38 años de edad, sobretodo tomando en cuenta que repitió su segundo año de escuela primaria.

También tuvo que superar el obstáculo que le otorgó su padre al prohibirle hablar en español: la confusión lingüística, la cual afectó de manera negativa sus hábitos literarios.

Por suerte, más tarde en sus estudios, una de sus maestras le dio el libro “El color púrpura” de la autora afroamericana Alice Walker. Este libro le cambió la vida, explicó.

“Le digo a los maestros hoy, ‘Ustedes nunca saben, pueden darle un libro a un niño sin saber que le están dando una nueva vida, pues eso me sucedió’”, indicó.

Ese niño cuya vida cambió el libro persistía buscando su identidad cultural.

“Había una parte de mí que no se sentía suficientemente mexicano comparado con mis primos”, reveló. “Pero luego, cuando asistí a una high school mejor, me sentía demasiado foráneo comparado con mis amigos blancos.

“Estaba muy confundido racialmente, y pienso que una de las oportunidades que me proporcionó la universidad fue esta habilidad de librarme de esta autodefinición”, agregó.

Para cursar la universidad, de la Peña pensaba que el baloncesto era la única manera de llegar. Fue becado para practicar ese deporte en la Universidad del Pacífico en Stockton, California.

Nuevamente sintió un doble rechazo ya que sus compañeros atletas lo tacharon de muy erudito, y sus compañeros literarios lo tacharon de muy deportista.

A pesar de ello, su pasión equidistante por el baloncesto y por los libros lo llevó a una maestría de bellas artes en la Universidad de San Diego State, y después  completó su primer libro, “Ball Don’t Lie” (“El balón no miente”) en 2005.

Este libro fue adaptado como film en 2008, y gracias a los derechos de autor, solventó toda su deuda estudiantil, de la Peña enumeró.

Su segundo libro “Mexican WhiteBoy” (algo como “Güerito mexicano” en español mexicano) generó controversia al ser prohibido en escuelas de Tucson, Arizona “literalmente, por el título”, comentó.

“Deben entender, la gente que prohíbe libros, el 95% de las veces ni siquiera leen el libro”, puntualizó. “Escuchan hablar de ello, o lo juzgan por razones tan triviales como el título”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>