Destaca poema inaugural de latino

Héctor Tobar

Los Angeles Times

 

Pablo Martínez Monsivais/AP
El presidente Barack Obama, izquierda, y el vicepresidente Joe Biden, derecha, escuchan al poeta Richard Blanco hablar en la ceremonia de toma de posesión en el frente del Capitolio en Washington el lunes, 21 de enero.

En unas 600 palabras, el poema inaugural de Richard Blanco creó un país metafórico y lo llevó a través del viaje de un día metafórico. “One Today” (“Uno hoy”) fue una celebración íntima y radical de nuestra identidad común como pueblo construido sobre un cimiento de hormigón y de lo cotidiano.

El hijo de inmigrantes cubanos y un ex ingeniero civil, Blanco, de 44 años, fue el primer poeta latino y el primer hombre abiertamente gay dado el honor leer su poema en la inauguración presidencial.

El poema de Blanco sutilmente destacó que cada amanecer ve el nacimiento de un Estados Unidos diferente de la de las generaciones anteriores.

“Mi cara, tu cara, millones de caras en los espejos de la mañana,” Blanco comienza, creando un “nosotros” singular de un “yo” y de un “tú”.

“Uno hoy” es una respuesta magistralmente pulida y saliente del corazón a la tarea que Blanco ha enfrentado: elaborar un poema que no sólo conmemora un ritual cívico pero también captura la esperanza colectiva y el malestar de nuestra experiencia nacional compartida.

Blanco invocó la tragedia en Newtown (“las mesas vacías de 20 niños considerados ausentes hoy, y para siempre”) y su propia familia de inmigrantes cubanos, describiendo los que van a trabajar “… para enseñar geometría, o ser cajeros de supermercado como mi madre hizo por veinte años, para que yo pudiera escribir este poema”.

Para los vastos latinos presentes ante Blanco, ese verso resonó, al igual que su historia de un padre que vivió su vida “cortando caña de azúcar para que mi hermano y yo pudiéramos tener libros y zapatos”.

Más de un hispanohablante seguramente se percató del acento castellano con el que Blanco pronunció el Río Colorado, abriendo las Os “en la lengua que mi madre me enseñó”.

Blanco cierra el círculo de la metáfora central del poema maravillosamente y simplemente. Su poema comienza con un amanecer, y termina con la luna y las estrellas que llenan “Un cielo, hacia el cual a veces levantamos nuestros ojos …”

El poema de Blanco fue un recordatorio de por qué, hasta hace recientemente, la mayoría de los presidentes rechazaron la idea de invi

 

Blanco en NWA

El poeta inaugural se presentó en Fayetteville y Springdale en marzo de 2005 para un programa llamado “La voz latina”, en el cual declamó sus poemas, presentó y firmó libros al lado de las autoras Carolina García-Aguilera y Sofía Quintero.

—Fuente: Archivos de The Morning News.

tar a un poeta para unirse a las festividades: El temor de que los versos de un profesional artesano de expresiones pudiera eclipsar las palabras del político.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>