Migra libera madre, hermano de activista

Paul Davenport

Associated Press

 

Foto de archivo de Ross D. Franklin/AP
Erika Andiola, de Meza, Arizona, es una activista mexicana abogando por derechos de jóvenes indocumentados como ella. La madre y el hermano de Andiola fueron detenidos por inmigración la semana pasada.

PHOENIX, Arizona — Las autoridades federales de inmigración liberaron a la madre de una activista de inmigración el viernes, 11 de enero, a menos de un día después de que la mujer y otro familiar fueran arrestados en casa de la familia en el área de Phoenix.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no se enfocó en los familiares de la activista Erika Andiola debido a su papel con la Coalición Dream Act, explicó la agencia en un comunicado proporcionado a The Associated Press.

Funcionarios de ICE también dijeron que María Arreola fue puesta en libertad con una orden de supervisión, por lo que debe contactarse en forma periódica con la agencia.

Andiola puntualizó anteriormente que los agentes de ICE le explicaron que hubo una orden de deportación pendiente para su madre, una inmigrante de México. Andiola cuestionó si en realidad eso fue lo que la llevó al arresto.

“Ellos sabían quién soy yo y saben lo que hago”, subrayó. “Estoy realmente sorprendida de que persiguieran a mi familia por el activismo que yo ejerzo”.

La madre de Andeola, de 53 años, y su hermano de 35 años de edad, fueron detenidos la noche del jueves 10 en la casa de la familia, localizada en Mesa.

Los familiares indicaron que el hermano, Heriberto Andiola, fue detenido porque se negó a responder a las preguntas de ICE.

La hija dijo que los agentes le preguntaron por su madre.

“En el momento en que ella se acercó a la puerta, la esposaron y se la llevaron”, reveló la hija.

Heriberto Andiola fue puesto en libertad la madrugada del viernes, mientras que la madre fue puesta en libertad la tarde del viernes después de ser devuelta a Phoenix desde un centro de detención de inmigración en Florence, Arizona

Otro hermano, Ángel Fernández, divulgó que su madre les dijo a sus familiares que estaba en un autobús dirigido hacia la frontera cuando el conductor recibió una llamada y le ordenaron que regresara a Florence.

Sin embargo, funcionarios de ICE dijeron el viernes que María Arreola nunca estuvo en un autobús dirigido a Nogales y que ella volvió a Phoenix desde una zona de espera en Florence.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>