Informe: mezcla venenosa, errónea causó explosión Tyson

Kelly P. Kissel

The Associated Press

 

Fotos de archivo de Spencer Tirey/NWA Media
Una empleada de la planta de Tyson, en la calle Berry de Springdale, es ayudada por otros empleados y personal de emergencia a las ambulancias esperando después de haber sido expuesta al gas de cloro.

Una fuga de gas cloro que afectó a casi 200 personas en una planta de Tyson Foods en Springdale el año pasado se produjo porque un trabajador accidentalmente derramó blanqueador en un barril de productos químicos por no poder leer la etiqueta en inglés, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades explicó en un informe publicado el jueves, 6 de diciembre.

Tyson Foods disputó el informe, diciendo que los investigadores federales identificaron erróneamente al trabajador que causó el accidente. Gary Mickelson, portavoz de la compañía, le dijo a The Associated Press que el trabajador que mezcló las sustancias químicas habla inglés como idioma principal y que era capaz de leer la etiqueta, pero no lo hizo.

En su Reporte Semanal de Mortalidad y Morbidez, los centros recomiendan que las industrias adopten entrenamiento de seguridad adaptado a las habilidades lingüísticas de sus empleados. La agencia encontró que un trabajador de habla española vertió hipoclorito de sodio, o lejía, en un tambor de 55 galones. El tambor se había quedado en el lugar equivocado y que contenía una solución residual de un agente antimicrobiano ácido, creando gas cloro, según el informe.

El incidente se produjo en la planta de Springdale en la Berry Street el 27 de junio de 2011.

“El trabajador que mezcló el hipoclorito de sodio con la solución de ácido sobrante dijo a los investigadores que él sabía que esa mezcla era peligrosa, pero no reconoció el tambor y no podía leer la etiqueta para determinar su contenido”, señala el informe.

Los trabajadores de la planta huyeron la planta después de ser expuesto al gas venenoso, el cual puede causar una variedad de problemas respiratorios.

La planta emplea a 1,200 y había 600 trabajando en el turno matutino cuando se produjo la fuga. Los centros dijeron que sus investigadores entrevistaron a 545. De ellos, 195 dijeron que buscaron ayuda médica, y 152 de ellos fueron atendidos en un hospital. Por lo menos cinco fueron ingresados a cuidados intensivos.

La mayoría de los trabajadores que buscaron atención médica después del incidente recibieron oxígeno para abrir sus vías respiratorias y agua para lavar los ojos. Tres trabajadores desarrollaron asma inducida por irritantes, según la agencia.

Tyson Foods dijo que el informe se basaba en una premisa falsa — que un trabajador hispano que no sabía leer en inglés causó el accidente — pero que las medidas correctoras ya estaban allí.

“Desde mediados de 2011, hemos puesto en marcha controles adicionales para limitar el acceso a los productos químicos en la planta, y hemos seguido enfatizando la capacitación de personas autorizadas para manejar esos productos químicos”, dijo Mickelson en un comunicado.

Añadió que la compañía pagó una multa de $2,500 al gobierno federal, que los trabajadores fueron recapacitados, y que reevaluaron el plan de emergencia de la planta.

 

—Christie Swanson de NWA Media contribuyó a este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>