Latinos de múltiple generación requieren más de políticos

By Hector Becerra

Los Angeles Times

 

Pueblo, Colorado — Como muchos latinos en Colorado, Earl Payne puede rastrear su linaje a los españoles que vinieron al Nuevo Mundo más de 400 años atrás. Con su apellido, con su tez clara y cabello castaño arenoso ahora encanecido, el oficial de préstamo comercial no ha sentido mucho el aguijón de la discriminación de algunos de sus antepasados, como lo sintió su padre de tez morena, veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Como sus cuatro hermanos y hermanas, el se graduó de una universidad y encontró el éxito, así como también sus hijos. Pero  también creció en la pobreza, y recuerda los veranos recogiendo cultivos con sus hermanos por $1.40 la hora. Esos recuerdos son una de las razones por la cual no puede votar a favor de los republicanos, afirmo.

“Pienso que el Partido Demócrata está más orientado hacia las personas de bajos y medianos ingresos, tratando de ayudar a las personas a salir adelante de la misma forma que yo salí adelante a través de la educación”, dijo Payne, de 59 anos. “Romney afirmó que si necesitas ir a  la universidad, debes conseguir un préstamo de tus padres. Eso fue imposible para nosotros mientras crecíamos. Éramos una familia muy pobre”.

Payne pertenece a una gran franja en la sombra de la experiencia latina — ciudadanos americanos de muchas generaciones que tienen poca o ninguna conexión reciente con América
Latina.

La población latina de los Estados Unidos en estos momentos sobrepasa los 50 millones, con más del 60% nacido en los Estados Unidos. Muchos pertenecen a una tercera generación o más, es decir que no tienen padres o abuelos inmigrantes.

Los políticos no pueden llegar a estos votantes latinos solo a través de los anuncios publicitarios en español, apariciones en Univisión o Telemundo, o realizando pocos discursos en español, como lo hicieron miembros de ambos partidos  durante las convenciones políticas de este año.

El censo e información electoral sugiere que esos que pertenecen al menos a una tercera generación, están atados más estrechamente a un tema candente como la inmigración ilegal.

“Una teoría es que la conversación política  no  está dirigida a la necesidad de los ciudadanos estadounidenses latinos que nacieron aquí y son multigeneracionales, para los  que la inmigración no es un asunto personal que tienen que resolver”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo del ‘National Association of Latino Elected and Appointed Officials’.

Líderes republicanos han advertido acerca de alienar a los latinos con una retórica dura sobre la inmigración ilegal, pero Colorado es un recordatorio de que el problema de los republicanos con este grupo va más allá de esa cuestión.

 

La lucha por el
partidismo latino

Los latinos son la razón principal de que el estado sigue siendo un campo de batalla muy reñida. El presidente Barack Obama está sondeando un poco más fuerte aquí — por encima del 70% — que entre los latinos de todo el país.

Payne dijo que votar a favor de los Republicanos, seria para él, similar a votar a favor de los recortes en la educación, la salud y los programas sociales que lo ayudaron cuando estaba creciendo.

En la Iglesia Luterana Christ the King en las cercanías de Denver, donde ella ayuda a liderar reuniones semanales en la Sociedad de Genealogía Hispánica de Colorado, Bertha Gallegos lo hizo más francamente.

“Todavía no entiendo como los hispanos pueden ser republicanos. La única vez que ellos son amables con nosotros es cuando quieren nuestros votos”, afirmo Gallegos de 80 anos, quien se describe como una pro-vida  y Católica. “Los republicanos trabajan para que el rico se haga más rico. A ellos no les importan los pobres”.

El Resurgimiento Republicano, un comité conservador y de operación de sondeo, llegó a la conclusión en un estudio realizado en Colorado, Florida y Nuevo México que los republicanos tuvieron que aumentar su participación en el voto latino para “mantener la competitividad en las futuras elecciones nacionales en los estados con importantes poblaciones hispanas”, los cuales son ahora campos de
batalla.

Romney dijo lo mismo en una controversial conversación grabada en la Florida en casa de un contribuyente: “Si el bloque de votantes hispanos se vuelve tan comprometido con los Demócratas como el bloque de votantes afro-americanos ha hecho en el pasado, por eso, estamos en problemas como partido y creo que, como nación”.

William Howell, presidente de Hispanos Republicanos en el Norte de Colorado, dijo que tratar de persuadir a los latinos para que se unan al Partido Republicano fue de suma importancia.  Howell, sheriff retirado del Condado de Los Ángeles y tercera generación México-Americana, se mudó a  Colorado hace nueve años. Los latinos comparten muchos valores conservadores con los Republicanos, dijo, pero tratar de cambiar las ideas no será fácil.

“Incluso mi madre se revolverá en su tumba si se enterara de lo que estoy haciendo ahora. En serio. Ella era una demócrata incondicional”, afirmo Howell. “El verdadero trabajo no va a comenzar antes de las elecciones sino después de las elecciones. Una de las cosas que yo trato de decirle a la gente es que pase lo que pase, estaremos allí para ellos después”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>