La Prensa Libre

Acuerdo de Paz de Colombia Deberá Sobrepasar Trucos de los Revolucionarios

septiembre 13
13:00 2012

Heather Walsh y Nathan Gill

Bloomberg News

 

En esta foto publicada por la oficina presidencial de Colombia, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, izquierda, saluda de mano a su ministro de defensa, Juan Carlos Pinzón, mientras que otros ministros de su gabinete lo rodean luego de que anunciara la firma de un tratado preliminar para comenzar conversaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, en un dicurso televisado nacionalmente desde el palacio presidencial en Bogota, el martes 4 de septiembre. Santos dijo que las conversaciones comenzarían en octubre en Oslo, Noruega, y continuarían en La Habana, Cuba. (AP Foto/Javier Casella, Oficina Presidencial de Colombia)

BOGOTA, Colombia — El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, deberá sobrepasar la oposición de su mentor y una historia de decepción con la guerrilla para poder forjar un acuerdo con el grupo revolucionario más grande del país.

Santos dijo el martes que su gobierno iba a sentarse el próximo mes con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, en Oslo, Noruega, para tener conversaciones que buscan terminar con el conflicto civil más largo en latinoamérica. El ex-presidente Álvaro Uribe de inmediato rechazó la propuesta, acusando al que una vez fuera su ministro de defensa, de entregarle el país a “criminales” y energizar los chances de re-elección del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Las primeras conversaciones en más de una década entre el gobierno y las FARC, llegan luego de que el conflicto en la nación de la región de Andina ha llegado a un punto sin salida. Pese a que las guerrillas han aumentado sus ataques este año, sus rangos han disminuido a la mitad en la última década, varios de sus líderes han sido asesinados y las unidades revolucionarias restantes han sido empujadas a partes de la selva como resultado de la persecución auspiciada por los Estados Unidos.

“Hay algunas razones para estar optimistas,” aseguró Michael Shifter, presidente del Diálogo Inter-Americano. “Pero va a ser extremadamente duro.”

El grupo de negociadores del gobiernos incluye al general retirado, Oscar Naranjo, arquitecto de las políticas de seguridad de Uribe, dijo Santos el miércoles.

Entre los retos que Santos enfrenta está una historia de evasivas de los rebeldes. El último proceso de paz de Colombia colapsó, luego de que las FARC usaran una zona desmilitarizada del tamaño de Suiza para rearmarse y realizar secuestros de políticos de alto perfil.

Durante esas conversaciones, el entonces presidente, Andrés Pastrana, fue fotografiado sentado en una mesa de negociación junto a una silla plástica vacía, esperando en vano al comandante revolucionario Manuel Marulanda. Este nunca se presentó, y la foto con la silla vacía se convirtió en un símbolo de la falta de sinceridad de los rebeldes.

“No hay garantías de que las FARC no continúen con ese tipo de juegos,” aseguró Shifter, quien con frecuencia visita Colombia. “Una cosa es sentarse a conversar y otra desmobilizarse y desarmarse.”

Santos, tratando de evitar los errores del pasado, dijo que las tropas no se irán esta vez para facilitar las conversaciones y que incluso algunas operaciones militares se intensificarán. Además prometió que las negociaciones durarán meses y no años como en el intento de paz anterior. En todo caso, dijo Santos, los representantes de las FARC han mantenido su palabra durante los últimos cuatro meses de charlas secretas con oficiales del gobierno en La Habana, Cuba, que llevaron al acuerdo del pasado martes.

“Es un camino difícil, sin duda, pero es un camino que debemos explorar,´´ aseguró Santos, de 61 años, en un discurso televisado a nivel nacional, agregando que el fuerte crecimiento económico ha llevado a la fundación de la paz. “Podemos hablar de paz porque millones de colombianos están dejando la pobreza.”

Negociadores de las FARC tuvieron una rara conferencia de prensa en La Habana el día martes, para presentar un mensaje de video del líder revolucionario Rodrigo Londoño, más conocido por el alias de ´´Timochenko´´, quien acusó a los militares de Colombia de actuar como “vampiros de colmillos sangrientos” al servicio de las multinacionales en busca de acceso a los recursos económicos del país.

“Para nosotros está muy claro que la clave para la paz no está en manos del presidente o del comandante de las FARC” dijo Timochenko, quien se volvió uno de los siete líderes del secretariado de las FARC, luego de que tropas asesinaran a su predecesor, alias Alfonso Cano, en un ataque aéreo en 2011.

Mientras se lamentaba por la decisión del gobierno de no ceder territorio, Timochenko mencionó que las FARC habían accedido a las conversaciones por la voluntad de Santos para discutir una agenda de seis puntos que incluye varias demandas duraderas por parte de los rebeldes, entre ellas el desarrollo agrario y darle más poder político a los campesinos.

Además de una dura postura por parte de las FARC, Uribe atacará el proceso de una manera fuerte y contundente, aseguró Shifter.

Pese a que Santos fue responsable por algunos de los mayores logros en contra de las FARC como ministro de defensa de Uribe, incluido el rescate de tres contratistas estadounidenses en 2008, ahora es acusado por su todavía popular ex-jefe por arriesgar ganancias de seguridad.

“Que vergüenza que los asesinos y secuestradores de las FARC sean hoy figuras políticas engañando al mundo con sus charla,” escribió Uribe el día martes a través de su cuenta de Twitter.

Uribe además ha dicho que acercarse a las FARC sirve como “propaganda electoral” para  Chávez, quien está en busca de un tercer mandato en las votaciones del 7 de octubre. El gobierno de Chávez, al cual los Estados Unidos ha acusado de ayudar a los líderes de las FARC, proporcionándoles armamento, ayudará en el proceso, junto al billonario presidente de Chile, Sebastián Piñera, como aliado de Santos. Noruega y Cuba serán sede de las conversaciones, de acuerdo con el acuerdo firmado por representantes de ambas partes.

“Esperamos que este intento por alcanzar la paz no falle,” dijo Chávez en un discurso en el que felicitaba a Santos y a los líderes de la guerrilla. “Ya ha habido suficiente guerra.”

El presidente Obama incitó a las FARC para que aprovechen la oportunidad de acabar con “décadas de terrorismo y narcotráfico,” de acuerdo con un comunicado emitido por la secretaría de prensa de la Casa Blanca. La Casa Blanca también hizo énfais en su ´´larga relación de defensa y seguridad” con Colombia, país que ha recibido más de $8 billones en ayuda estadounidense desde
2002.

Cualquier intento por reincorporar las guerrillas a la vida política y civil – otro punto de la agenda de negociación – tendrá que sobrepasar retos de las familias de las víctimas de los rebeldes y los grupos de derechos humanos, quienes se oponen a una amnistía paa aquellos acusados de atrocidades.  Cuatro docenas de comandantes de las FARC, incluido Timochenko, también son buscados en los Estados Unidos por cargos de contrabando de cientos de toneladas de cocaína. Los Estados Unidos y la Unión Europea clasifican a las FARC como una organización terrorista.

Como reflejo de la incertidumbre de los resultados de las conversaciones, la reacción de inversiones el 4 de septiembre se enmudeció. El índice de acciones del IGBC cayó 1.1 porciento, al igual que en los demás países de latinoamérica.

“El mercado se va a enfocar en lo que ocurra durante esas primeras semanas de octubre,”  dijo Daniel Velandia, cabeza de investigaciones de la bolsa Correval SA en Bogotá. “Hasta ahora sólo hemos tenido una pequeña indicación de lo que podría pasar.”

Si en contra de todo pronóstico se logra un acuerdo, las inversiones que ya han alcanzado un récord en los últimos años, crecerán aún más, dijo Heather Berkman, analista del Grupo Eurasia de NuevaYork. Las victorias contra la guerrilla han abierto espacio en el campo para que compañías exploren en busca de crudo, carbón y oro, con la empresa explotadora de petróleo nacional Ecopetrol, expandiéndose a áreas antes controladas por los revolucionarios marxistas.

“Este podría ser un cambio radical para Colombia,” aseguró Berkman en una entrevista telefónica.

Eso es exactamente con lo que cuenta Santos. En una entrevista de marzo de 2011, Santos dijo que le gustaría ser recordado en la historia como el presidente colombiano que firmó un acuerdo de paz con las guerrillas.

“Pero no tengo afán,” dijo Santos en ese momento. “Ellos tendrán que sentarse de manera seria y ahí sí encontrarán a un gobierno dispuesto a negociar y a encontrar una solución política.”



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

25° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...