La Prensa Libre

Clases de Inglés Conversacional para Adultos

abril 05
13:00 2012

Foto de La Prensa Libre: Los estudiantes toman un descanso de su clase de Inglés conversacional avanzado en la clase de Educación de Adultos del Colegio Comunitario del Noroeste de Arkansas en el Center for Nonprofits en Rogers. En la foto, de izquierda a derecha, Martha Cortés, Marina Yáñez, Elsa Patricia Moreno, Edgar Manzanarez, el profesor Danny Sheffield, EdithTrujillo, Samer Castrejón, Daniel Santay.

ROGERS — En la mayoría de las aulas el hablar en plena clase está restringido o es castigado. En la clase de Danny Sheffield, es un requisito.

Sheffield enseña inglés conversacional en el programa de adultos del campus del Northwest Arkansas Community College (NWACC) para el Centro Sin ánimo de lucro en Rogers.

Recientemente, un  martes, en una clase avanzada de dos horas, Sheffield dividió las dos docenas de estudiantes en grupos de 3 y 4. El dio un tema y la conversación comenzó.

Detrás de Sheffield, en un tablero él había dibujado un diagrama simple que ilustraba los retos asociados de como aprender otro idioma.

Raqueta: ruido.

Una flecha verde apuntaba hacia abajo a dos palabras más: tennis, ping pong.

Debajo aparecían dos palabras más: Engaño: Deshonestidad.

El punto: Una palabra que puede tener varios significados

Alrededor del salón todos escuchaban con atención mientras cada miembro del grupo hablaba.

Muchos acentos denotaban el orígen hispano de varios estudiantes. Otro era acento ruso agudo y el otro tenía sonidos nasales vietnamitas.

Estos estudiantes están en las clases avanzadas, así que sus habilidades en  inglés están bien desarrolladas.

Edgar Manzanarez, de 22 años, lleva puesta una camiseta deportiva de color rojo vivo y su cabello peinado hacia arriba. Es increíble saber que él es nativo de El Salvador ha estado en los Estados Unidos por menos de un año. Seguramente debió aprender inglés antes de venir a reunirse con su madre inmigrante.

No, dice él, mientras toma una pausa para pensar. Bueno, un poco en la high school, pero no practiqué inglés en mi país. Aprendí a hablarlo en el noroeste de Arkansas.

Él explica que estaba en la universidad cuando su madre prácticamente lo obligó a venir.

“Tuve que empezar de nuevo,” dice él. “Todavía quiero ser un profesional. Ciencias de la Computación.”

Él retomará sus estudios  este otoño cuando comience a tomar clases en el NWACC.

Edgar explica que se dio cuenta de que tenía que tomar clases de inglés al poco tiempo de haber llegado a los Estados Unidos.

“Cuando traté de hablar los primeros días o meses, nadie me entendía.” Edgar deja de hablar y se tapa la cara con sus manos. “Ahí fue cuando decidí que tenía que trabajar duro para mejorar mi inglés. Eso me abriría la oportunidad de ir a la universidad.”

Ser extranjero en un país extraño puede ser abrumador.

“A veces da miedo – la primera vez que vas a un almacén o centro comercial o estación de gasolina y te preguntan algo te da miedo que la gente no te entienda: muchos no lo hacen,” dice.

“Y la cultura también es difícil – Dios mío, es muy diferente!” Aquí todos trabajan duro y rápido, no hay tiempo para descansar – no importa si es fin de semana o vacaciones – siempre hay algo que hacer.

Lucia Segovia ha estado en los Estados Unidos por casi 18 años. Al igual que Edgar, ella es de El Salvador.

“Mi esposo es residente. Yo soy ciudadana ahora,” dice con orgullo.

“Quiero ser enfermera. Empecé esa carrera en mi país, pero luego me vine para acá.”

Al preguntarle que por qué decidió aprender inglés casi dos décadas después de su llegada al país, su respuesta es simple y directa: “Yo no quiero limpiar casas toda mi vida.”

Ella comenzará clases universitarias en agosto, así que para asegurarse de estar preparada para lidiar con en el idioma, se inscribió en el programa de Educación para Adultos.

“Soy americana y necesito hablar bien el idioma para poder conseguir un mejor trabajo.”

Ella dice que entiende lo que escucha, pero “No puedo hablarlo y eso no me gusta. Me da miedo ir a reuniones en la escuela, al doctor – porque no sé hablarlo.”

Sus tres hijos de 17, 16, y 13 años hablan muy bien el inglés, dice ella.

“Ellos saben que yo sé inglés. Que lo estoy aprendiendo. Ellos me mostraron algunos videos en el Internet y yo me sabía todas las palabras. Pero ellos saben que yo necesito hablar, sólo hablar. Y me están ayudando.”

 

Para más información sobre las clases que  ofrece NWACC, contacte a la especialista en  inscripciones Martha Cortes al 479-986-6923, o escríbale a mcortes@nwacc.edu.

 

•••

Al preguntarle que por qué decidió aprender inglés casi dos décadas después de su llegada al país, Lucia respondió de forma simple y directa: “Yo no quiero limpiar casas toda mi vida.”

 

 

 



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

0° C

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...