La Prensa Libre

Un milagro de 29 de febrero

febrero 23
13:00 2012

Francisco Ayala Silva/La Prensa Libre: Edgar Francisco Hernández, izquierda, con su madre, Esmeralda Salas. Edgar nació en un año bisiesto en un parto difícil. Atrás, su hermano Yurem, de 4 años.

Ocurrió hace 16 años, en Rogers, en otro año bisiesto.

Esmeralda Salas estaba a un mes de dar a luz por segunda vez y fue a una cita médica al antiguo hospital St. Mary’s de Rogers.

Durante el ultrasonido la enfermera le dijo que sería niño y Salas lloró. Ella quería una niña. Pero cuando el doctor entró ella vio su cara supo que algo iba mal. El médico le dijo que tendría que inducir al bebé al siguiente día.

“La placenta no tiene suficientes fluidos”, recuerda que le dijo el médico.

Salas comenzó a orar, pedirle a Dios que no le quitara a su hijo, que le permitiera tenerlo en sus brazos y que le perdonara por su reacción cuando se enteró del sexo del bebé.

Las  enfermeras no la dejaron irse a su casa y esa noche en el hospital se le hizo eterna.

Llegó el parto y el niño nació. Salas recuerda que era un momento espantoso   porque   el   bebé    “no

respiraba, no reaccionaba y estaba bien moradito”. Salas lloraba de incertidumbre mientras las enfermeras luchaban para que él viviera.

Entonces el niño comenzó a llorar.

Así nació Edgar Francisco Hernández, quien ahora va a cumplir 16 años de edad, o cuatro, si se cuenta únicamente los 29 de febrero que ha habido en ese tiempo.

Salas recuerda ese día como el más feliz de su vida.

Edgar pesó 6.5 libras cuando nació, pero desde ese momento “ya no hubo complicaciones”, dijo Salas, quien es de California. Edgar estudia ahora en la high school de Har-Ber, toca el trombón en la banda de la escuela, toma las clases avanzadas y aspira a ir a la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), a “estudiar algo en el campo de la medicina”, dijo.

Edgar estuvo a punto de morir cuando tenía dos años de edad y se cayó en un pequeño lago durante una visita a Manhattan Beach, California. Salas, quien no sabe nadar, recuerda que la hermana de ella saltó al agua y se sumergió una, dos, tres veces, hasta sacarlo. También recuerda que había turistas en el lugar y “nadie hizo nada”.

Salas tiene otros tres hijos, Andrew, de 20 años de edad, quien se entrena para ser militar en Missouri, Isabella de 10 años y Yurem de 4. Salas dice que Edgar es “el bromista de la familia, el que mantiene a la familia unida”.

 

 

 



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

91° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...