La Prensa Libre

“Las ciudades no se hacen de asfalto y metal, sino de personas”

diciembre 01
13:00 2011

La casa donde Jacob asegura que el grupo fue atormentado por fantasmas.

Luego de despedirnos de nuestra querida familia adoptiva en Tolhuin, seguíamos al norte, contra el viento frío que constantemente nos golpeaba las caras.

La segunda noche de caminata decidimos pasar en una casa que nos pareció  abandonada desde hacía muchos años. Aliviados por la protección de los elementos que esta casa nos proveía, caímos rápidamente en sueño.

La llegada a Río Grande, Argentina, donde los primeros momentos no serían agradables.

Pero al poco rato me desperté por un grito espantoso justo al lado de la casa. No parecía provenir de un humano en estado normal, sino de uno que estaba siendo torturado lentamente. Poco después se despertó mi amigo contándome la peor pesadilla de su vida, en la cual niños fantasmas nos atormentaban haciendo peticiones raras con sus voces suaves pero espeluznantes. Nos escapamos de esa casa

La casa embrujada, a la izquierda, fotografiada desde lejos, por si las dudas.

embrujada en cuanto apareció el sol, y ni miramos para atrás por miedo al maldito lugar.

Después de cuatro largos días de caminata llegamos a la ciudad industrial de Río Grande. Por nuestro encuentro maravilloso con la familia en Tolhuin, esperábamos conocer gente como esa en Río Grande, pero en el primer día nos desengañamos. Conocimos a dos chicos que casi nos involucraron

Ramón, segundo desde la derecha, comparte su comida y humilde casa con los viajeros. Desde la izquierda, Jacob Perry, Kevin Ko, y Ross Ferguson.

en un hurto de carne en un mercado. Por poco evitamos el desastre y nos dio ganas de marcharnos de esa ciudad en la que ya no teníamos confianza. Pero poco después se nos acercó un hombre y entabló una conversación con nosotros. No tardó ni diez minutos en  invitarnos a cenar y dormir en su casa. Eso fue una gran sorpresa y la calurosa hospitalidad de este desconocido nos animó de inmediato. Se llamaba Ramón y vivía en un barrio

Ross Ferguson con la mascota que adoptó en la Patagonia: Cumbrecita.

donde las casas eran hechas de chapa para resistir al viento constante de la región. Su casita consistía de una sola habitación con una cama y estufa.

Como de costumbre en Argentina, Ramón nos servía mate mientras charlábamos y él preparaba la cena. Rápido sentimos una profunda y sincera conexión con este hombre tan generoso y confiado. Ramón debía sentir lo mismo por nosotros, porque en pocas horas de charla nos relató la experiencia más dolorosa y mísera de su vida que lo llevó al camino de paz y amor por la humanidad. Con eso la amistad fue sellada y aceptamos su invitación de quedarnos otro día con él. Para mostrar nuestro agradecimiento le hicimos una cena bien estadounidense: hamburguesas con papas fritas (y le encantó).

Mi compañero de viaje Ross buscaba un perro mascota desde el principio de la travesía. Ramón tenía una perra que había tenido una cría, y le regaló una cachorrita a Ross. Él le puso como nombre Cumbrecita, que es el nombre de su marca favorita de mate, y se hicieron grandes amigos.

Habíamos planeado pasar un solo día en Río Grande, pero al final lamentamos haber pasado sólo cuatro. A primera vista (y experiencia), Río Grande nos cayó mal, pero de la nada apareció una persona con un corazón y una humildad gigantes que nos hizo brillante la ciudad. Así recordamos que las ciudades no se hacen de asfalto y metal, sino de personas.

 

 



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

23° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...