La Prensa Libre

“La Plata es de Dios”

noviembre 10
13:00 2011

Jacob Perry/ La Prensa Libre: Caminando por la Patagonia. De pie, desde la izquierda, Kevin Ko, Ross Fergison, su anfitrión argentino Ezequiel, Steve Perry con Camila, hija de Ezequiel. En primer plano, el abuelo de la familia.

Los últimos cinco días de esta travesía han sido tal vez los más difíciles y también los más bellos.

Después de Ushuaia, nos tomó tres días llegar al próximo pueblo, Tolhuin. La última de esas jornadas casi nos dejaron agotados física y mentalmente. Arrastrábamos los pies al llegar, soñando con habitantes imaginarios que nos vieran en ese estado de derrota y nos invitaran a una cena de carne grasosa, vino tinto, y otros manjares exquisitos. Pues no sucedió así, pero después de un breve descanso, nos animamos lo suficiente para buscar un buen sitio de campamento y descansar hasta la mañana.

Jacob Perry/ La Prensa Libre: Los viajeros Kevin Ko y Ross Ferguson junto la familia argentina que les dio hospitalidad, Ezequiel y su esposa Natalia. En primer plano el hijo de ambos, Agustín, y Jacob Perry, autor de este relato.

El día siguiente encontramos la famosa panadería La Unión, reconocida por su hospitalidad y sus postres deliciosos. Compramos unos cuantos bocadillos y los devoramos en seguida. Cuando regresamos por la segunda ronda, una empleada nos regaló un plato lleno de cosas ricas. Vimos rápido por qué La Unión tenía tal fama.

Luego tropezamos con un chico que nos invitó a una celebración muy animada e intensa de su iglesia. Nosotros nos apuntamos a la diversión, bailando, cantando y sintiendo el Espíritu Santo correr por nuestra sangre. De repente nos saludó la mujer de la panadería La Unión y nos presentó a su esposo. Juntos nos invitaron a cenar con ellos esa noche, como si se estuvieran cumpliendo nuestros sueños. Aceptamos la invitación.

Salimos de la iglesia con nuestros nuevos amigos, Natalia y Ezequiel, y caminamos a su casa mientras nos íbamos conociendo. En su casa Ezequiel sacó pollo y carne de la nevera para preparar una cena especial para sus invitados. Cuando estuvo lista la comida la devoramos con apetito, intercambiando historias de nuestras vidas.

Continuamos la conversación durante el almuerzo al día siguiente y después de otra comida excelente Ezequiel nos llevó al campo a andar en caballo con su hija Camila y a jugar fútbol con su hijo Agustín. Regresamos a la casa cansados y contentos, y nos invitaron no sólo a cenar con ellos otra vez, sino a dormir allí.

Después de una exquisita cena típica argentina, Ezequiel nos mostró una piedra que llevaba oro adentro. Nos contó que encontró la piedra después de una oración suya en que él reconoció el verdadero sentido del verso bíblico ‘el oro y la plata es de Dios’.

“Por eso,” nos decía Ezequiel, “aunque seamos pobres, compartimos el pan que tengamos con ustedes”.

A la mañana siguiente nos tuvimos de despedir de nuestra nueva familia argentina, y seguir al norte. Al segundo día de la caminata se paró un carro justo en frente de nosotros. Era la familia de Ezequiel que nos traía una almohada olvidada por Kevin. El abuelo, que manejaba el carro, me hizo acercármele y me dio un puñado de dinero “para pan”.

Intentamos rechazarlo pero nos interrumpió diciendo “la plata no es mía; es de Dios”.

 



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

27° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...