La Prensa Libre

Barriga llena, corazón contento Familia hispana devuelve el favor

octubre 27
13:00 2011

Andy Shupe/ NWA Media: Silvia y Arturo García, de Springdale, son voluntarios junto a sus hijos Pablo, de 7 años, y Rodrigo, de 12 en LifeSources International de Springdale.

Una pareja de Springdale estaba necesitada hace 10 años y sus oraciones fueron escuchadas por LifeSource International.

No tomó mucho tiempo para que Arturo y Silvia García devolvieran el favor, haciéndose voluntarios en la organización sin ánimo de lucro que ayuda a familias necesitadas.

Hace más de 10 años Arturo trabajaba como gerente de un restaurante. La compañía hizo un despido masivo y Arturo se quedó sin empleo. Él y su esposa acababan de comprar casa, carro y secadora cuando él perdió su trabajo.

Silvia no trabajaba en ese momento, y dijo sentirse desesperada y asustada al no saber qué iban a hacer. Arturo recuerda sentir paz en su corazón sabiendo que “Dios proveerá”, y estaba seguro de que todo saldría bien. En ese momento la pareja cuidaba de su hijo de un año y de dos adolescentes, hijos de Arturo de un matrimonio anterior.

Un domingo en la iglesia Christian Life Cathedral en Fayetteville, los García hicieron una petición durante la oración, para que él encontrara trabajo. El martes, al abrir la puerta de su casa encontraron dos cajas llenas de comida, papel higiénico y artículos de aseo, dijo Arturo. LifeSource les quitó un peso de encima al “poner comida en nuestra mesa”.

Cuando la pareja se enteró de que LifeSource fue quien los ayudó, decidieron devolver el favor a la comunidad, haciéndose voluntarios.

LifeSource International fue fundada en 2001 por Ernie Conduff, ahora director ejecutivo de la organización. Antes de eso trabajaba para Christian Life Cathedral y compartió su visión con el pastor de la iglesia. Al poco tiempo Conduff creó oficialmente LifeSource , luego de que él y su esposa se dieran cuenta de que “aparte de dar comida había muchas maneras de ayudar a familias necesitadas”.

Además de una despensa, LifeSource ofrece “un closet de ropa, clases educativas para adultos, programas después de la escuela y cursos de verano para niños, consejería, almuerzos para adultos mayores dos veces al mes, y una cena mensual para familias en el Yvonne Richardson Center”, dijo Serina Tustin, directora de desarrollo de LifeSource. “Todos los servicios son gratis para las personas de la comunidad que lo necesiten”, aseguró.

“Queremos ayudar a familias de bajos recursos. Es nuestra meta”, dijo Tustin.

La despensa de comida es el servicio más grande que ofrecen a la comunidad. Está abierta tres veces a la semana, incluidos lunes en la noche para quienes trabajan y jueves en la noche para personas de habla hispana que “quizás no vengan en el día debido a la barrera del idioma”, dijo Conduff.

Para poder acceder a la despensa las personas deben venir al edificio, mostrar su identificación y decir lo que necesitan, dijoTustin. “No vamos a darle la espalda a nadie si necesita comida”, aseguró.

La gente puede visitar la despensa una vez cada 31 días y por lo general reciben entre 15 y 20 libras de comida. Además Tustin agregó que el nivel de pobreza está peor y que los empleados han visto un gran aumento de familias necesitadas en los útimos años. “En promedio LifeSource ayuda a casi 1,300 familias mensualmente”, aseguró.

El closet de ropa también está abierto a las mismas horas que la despensa. Cada miembro de la familia puede escoger cinco prendas. “Queremos ayudar a la familia entera y en todas sus necesidades”, dijo Tustin.

LifeSource cuenta con sólo cinco empleados, pero sus voluntarios son numerosos. Conduff dijo que los voluntarios contribuyeron a la organización 17,000 horas el año pasado. “No podríamos haberlo hecho sin ellos”, agregó

Los García se hicieron voluntarios al poco de tiempo de recibir ayuda de LifeSource. Arturo dijo que él comenzó a ayudar en la cocina los sábados durante los almuerzos para adultos mayores.

Además de ser voluntarios en la despensa, los García recibían alimentos dos veces al mes. Arturo dijo que les tomó un par de meses poder volver a la estabilidad finaciera. Él tuvo que trabajar dos empleos para igualar lo que ganaba en el trabajo anterior. Ellos valoraron la ayuda que LifeSource les brindó y se hicieron amigos de  Conduff, dijo Arturo.

Cuando Conduff tuvo la idea de ofrecer una noche a la semana el servicio de la despensa en español, le consultó a los García su opinión. Arturo hablaba muy poco inglés y recuerda haberle dicho a Conduff que le parecía una muy buena idea poder ayudar a otros que estuvieran pasando por lo que él pasó. Arturo y Silvia aprendieron a hablar más inglés gracias a su voluntariado en la iglesia y en LifeSource.

“Creo que el hecho de haber pasado por esta situación nos ayuda a entender lo que la gente necesita”, dijo Arturo.

Durante los últimos años los García han sido voluntarios en otras organizaciones. Han servido de tutores de español y de inglés como segunda lengua. También han enseñado cursos de computación. Asímismo, han continuado con su ayuda durante los almuerzos para adultos mayores y ayudan a mover cajas y canastas al Yvonne Richardson Center para las cenas de cada mes. Tustin dijo que alimentan a cerca de 300 personas y reparten alrededor de165 canastas de comida durante cada cena.

Tanto Arturo como Silvia ahora tienen trabajo y son voluntarios de la despensa todos los jueves en la noche junto con sus dos hijos, Rodrigo, de 12 años y Pablo de 7.

“Para ellos es un servicio familiar. Hacen todo juntos”, dijo Tustin.

Rodrigo dijo que ha sido voluntario con sus padres por cinco años. Por lo general ayuda a poner los artículos en las bolsas plásticas y a repartirlos. Aseguró que su parte favorita de ayudar en LifeSource es hacer oraciones para las familias.

“Ha sido una gran experiencia porque se siente bien el poder compartir a Cristo con otra gente y además les ayudas en lo que necesistan”, agregó.

Ambos niños ayudan a sus padres a barrer y a limpiar al finalizar el servicio de la despensa, dijo Silvia. Antes de irse cada jueves, la familia se reune para orar por la iglesia y las familias necesitadas.

Arturo dijo que LifeSource ha sido una bendición para su familia, y a Silvia se le aguaron los ojos al pensar en lo que la organización significa para ellos.

“Nosotros empezamos recibiendo ayuda del ministero de la iglesia y ahora somos parte de ese ministerio”, dijo Arturo.

 

 



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

55° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...