La Prensa Libre

Qué hacer en caso de encuentro con la policía

julio 10
14:31 2011

El Noroeste de Arkansas es una región bajo la jurisdicción de la ley federal 287(g) que autoriza a ciertos agentes de la ley a vigilar las leyes de migración. Un mal encuentro con ellos podría causar un desastre.
Estas son algunas recomendaciones de la Unión Americana de las Libertades Civiles en caso de encuentro con las autoridades.
Las agencias del orden público pueden detener a una persona para interrogarla. Nadie está obligado a responder a esas preguntas aunque algunos estados obligan a la persona detenida manejando a dar su nombre al agente y este puede pedir la licencia de conducir, el registro del vehículo, y prueba de seguro del auto.
Es recomendable hablar con un abogado porque todo lo que diga a un agente del orden público puede ser utilizado en su contra, y mentir a un funcionario de gobierno es un delito.
Si un agente lo detiene, no trate de huir. Espere que él o ella le de permiso. No discuta y no lo toque. No está obligado a contestar ninguna pregunta y sus ropas sólo pueden ser registradas si hay una sospecha de que usted está armado. Usted puede decir que no conciente al cacheo pero, si el agente continúa, no se resista.
Si lo detienen en su automóvil, mantenga las manos donde el policía lo pueda ver y, cuando se lo pida, muestre los documentos que el agente exija. La policía no puede registrar su vehículo a menos que usted lo autorice.
Si usted es arrestado la policía tiene que informarle de su derecho a mantener silencio, recurrir a un abogado y a que se le asigne un abogado de oficio si usted no puede pagar uno. Los agentes no están autorizados a escuchar las llamadas que usted haga a su abogado, pero sí las que haga a otras personas.
Si los policías lo maltratan trate de tomar el número de identificación de la placa del agente. Tome fotografías de las heridas lo antes posible y llame a un abogado o a la oficina más cercana de ACLU.
Los agentes pueden registrar su casa sólo si tienen una orden judicial o si usted lo consiente. Recuerde que una orden de deportación no tiene el mismo peso y no da la misma autoridad para entrar en una casa y hacer un arresto. Pregúntele a los agentes si tienen una orden y, si no la tienen, no los deje entrar. Si dicen que la tienen, pídales que la pasen por debajo de la puerta, o que se lo muestren por la mirilla de la puerta, por una ventana o abra la puerta apenas lo suficiente como para verla.
Si los agentes no tienen una orden pero insisten en hacer el registro, usted no puede interferir, pero debe de decir que va en contra de sus deseos. Busque testigos de esto y hable con un abogado en cuanto sea posible.

Francisco Ayala Silva/ La Prensa Libre Fernando García, derecha, y jóvenes locales representan un encuentro entre inmigrantes y la policía en un evento organizado en Rogers por la Unión Americana en pro de las Libertades Civiles (ACLU).



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

28° F
Muy nublado
Muy nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...