La Prensa Libre

‘Cuando estoy en el campo, sé que mi mamá me está mirando’

mayo 19
10:14 2011

Sarah Bentham/ NWA Media: Horacio Rodríguez, de la high school de Springdale, encontró consuelo en el campo de fútbol luego de la muerte de su madre, Margarita Barbosa Ramírez, en noviembre del 2009. Desde entonces se ha convertido en un líder clave del equipo.

SPRINGDALE — Hubo días durante la primavera pasada en los que Horacio Rodríguez de la high school de Springdale no quería irse del Estadio Jarrell Williams de su escuela.

Él no quería que se terminaran las prácticas o los partidos porque disfrutaba los momentos con sus compañeros y entrenadores. También le gustaba la sensación de ser un jugador en contínuo progreso, algo que ha tratado de hacer desde que comenzó a jugar fútbol a una edad temprana.

Pero la razón más grande era que le impedía pensar en su madre, Margarita Barbosa Ramírez.

Ramírez perdió su batalla contra la neumonía el 18 de noviembre 2009 en un hospital de Rogers. Ella dejó un esposo, Juvencio Rodríguez, y cinco hijos, incluyendo Horacio. Ella tenía 38 años de edad.

Rodríguez dijo que después de la muerte tan repentina de su madre, quedarse en casa era a veces emocionalmente abrumador.

“Fue lo más duro que he vivido”, dijo Rodríguez, de 18 años. “Cuando estaba en casa pensaba en ella. Cuando estaba en la escuela, sólo pensaba en ella. Pienso en mi mamá todo el tiempo y la extraño mucho”.

“El único tiempo que podía alejarme era cuando estaba en el campo de fútbol jugado en un partido. Me hacía sentir normal nuevamente”.

Los entrenadores y los jugadores asistieron al funeral de Ramírez el 20 de noviembre y portaron brazaletes negros en sus brazos izquierdos toda la temporada .

Durante la pasada temporada, él fue centrocampista pero no pudo abrir ningún partido. Él dijo que cada práctica y partido, aunque no estuviera jugando, se lo dedicaba a su mamá.

“Nos sentíamos mal por lo de su mamá y porque no podía jugar. Él lo manejó extraordinariamente. Él maduró como jugador y como persona y lo utilizó como motivación para mejorar”, dijo el entrenador de Springdale Donald Beeler.

El otoño pasado, Beeler nombró a Rodríguez capitán del equipo por sus cualidades de liderazgo, su ética de trabajo y por siempre tener una actitud positiva.

A pesar de la falta de tiempo de juego, Beeler dijo que Rodríguez practicó más duro que cualquiera en el equipo. Él era el primero en llegar a las practicas y el último en irse.

“Maduré mucho como persona, como jugador y todo lo demás en mi vida”, dijo Rodríguez. “Creo que tengo mis prioridades definidas. Me di cuenta de lo que es importante nuevamente. Me encanta jugar fútbol, y cada vez que estaba con mi equipo puse todo mi esfuerzo”.

“Cuando estoy en el campo sé que mi mamá me esta mirando y sonriendo”, dijo Rodríguez.

“Todo lo que hago, lo hago por ella. Si ella me hubiera visto esta temporada, yo sé que ella hubiera estado muy orgullosa”.

Rodríguez nació en México y se mudó a Springdale cuando tenía seis años.

Art’culo traducido

por Jocelyne Pruna



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

70° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...