La Prensa Libre

¿Vómito frecuente? ¿Falta de apetito? Podría ser algo grave

¿Vómito frecuente? ¿Falta de apetito? Podría ser algo grave
marzo 17
01:00 2011

Cuando Karen Carpenter murió el público supo lo que era la anorexia  nerviosa. La cantante y percusionista había pasado años batallando contra ella, con el deseo de no comer y la obsesión por perder peso, hasta que en febrero de 1983 su corazón se rebeló. Su madre la encontró agonizante en el armario de su habitación.
Carpenter acababa de cumplir 32 años.
La anorexia es una enfermedad grave y dolorosa, al igual que su contraparte, la bulimia.
“Los anoréxicos comen muy poco o comen cosas que no tienen calorías. No comen mucho pan, arroz y pasta. Los pacientes con bulimia tienden a comer bastante … se demoran una hora y dos horas comiendo y luego vomitan, utilizan laxantes o diuréticos o hacen mucho ejercicio”, dijo la pediatra María Portilla.
Otros síntomas de bulimia son pasar largos períodos en el baño después de comer, garganta irritada con frecuencia, agruras, dolor de estómago, diarrea o estreñimiento, inflamación de manos y pies, y obsesión con la comida y peso, según una historia publicada en la página electrónica de MSNBC.
Los anoréxicos y bulímicos tienen pavor de ganar peso. Ambas enfermedades atacan a pacientes desde cinco años hasta ancianos, pero es más común en los adolescentes.
Los trastornos afectan a toda la familia porque “tienen al hijo desnutrido y pueden vomitar bastante”, aseguró Portilla.
Portilla trabaja con adolescentes y trastornos alimenticios en Little Rock en el departamento de pediatría del Hospital de Niños de la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas (UAMS).
Portilla dijo que entre las causas que llevan a la persona a padecer de desórdenes alimenticios están la baja autoestima, depresión y la misma personalidad del paciente.
“Las personas que son obsesivas compulsivas y perfeccionistas van a tener tendencia más a la anorexia que a la bulimia”, dijo Portilla agregando que “los estudiantes con anorexia con frecuencia no fuman, no toman y son buenos estudiantes, mientras que los pacientes con bulimia puede que fumen o que les guste salir”.
Portilla mencionó que la bulimia y la anorexia pueden tener su origen en trastornos cerebrales, como una baja en la serotonina, que es una sustancia encontrada en muchos tejidos del cuerpo y que en el cerebro sirve para transmitir impulsos entre las células nerviosas segun la Enciclopedia de la Medicina de la Asociación Médica Americana.
Así, lo que puede padecer excentricidades de adolescentes son en realidad enfermedades que pueden ser mortales.
La anorexia y la bulimia “pueden llevar a la muerte por dos razones”, dijo Portilla, “una por complicaciones usualmente cardíacas como la arritmia, que es un latido irregular que puede llevar a la muerte, o los pacientes son deprimidos y se matan”.
“El suicido es una de las razones más comunes de muerte”, aseguró Portilla, refiriéndose a los pacientes de anorexia y bulimia.
En el caso de Karen Carpenter “ya el corazón de ella ya no daba para más”, dijo.
“En las pacientes con anorexia también pierde peso el corazón, las jóvenes dejan de tener períodos menstruales, pueden no tener hijos, hay perdida ósea o osteoporosis y en las bulímicas pueden tener problemas con el esófago hasta desarrollar cáncer, problemas intestinales y, si usan laxantes los electrolitos en la sangre se alteran y pueden tener problemas con el corazón”, aseguró Portilla.
“Mucha gente cree que [los adolescentes] hacen esto por ser difíciles y controlar a la familia. Pero es una enfermedad, como la diabetes, y no se puede controlar”, expresó Portilla.
Las mujeres hispanas tienen dificultades especiales para encontrar tratamiento como dificultades económicas, falta de seguro y creer que no hay ayuda, según la página bulimia.com.
El Hospital de Niños de Little Rock ofrece atención a los pacientes de anorexia y bulimia con terapias que incluyen encuentros semanales con sicólogos, psiquiatra y dietistas.
Pagar estos tratamientos puede ser un problema. “Algunos seguros cubren  la parte mental y ningún seguro cubre la nutricionista”, dijo Portilla.
Los alumnos de las escuelas públicas pueden consultar a sus consejeros o a la enfermera escolar para encontrar alternativas de tratamiento.
El tratamiento puede ser largo. “Se demora por dos años y … toma mucha paciencia”, aseguró Portilla. “Es muy difícil para [los pacientes]. El tratamiento principal es la terapia y el psicólogo tiene que tratar de ver qué está detrás de esto: un depresión con el padre, porque es perfeccionista. Hay miles de razones y eso tiene el terapeuta que buscar detrás de la paciente. O pueden ser que hayan sido abusadas sexualmente o la migración puede ser traumática”.
Es un proceso muy gradual y los que las apoyen tienen que ser positivos, concluyó.

¿Dónde hablar?
Se puede hablar directamente a la Dra. María Portilla y dejar un mensaje en español en el (501) 364-5370. Se puede recibir atención en inglés en el (501) 364-1849.



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

68° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...