La Prensa Libre

Columna: La Nueva Década

enero 13
01:00 2011

Llegó el 2011. Tenemos la ocasión de crear nuevas oportunidades, de hacer nuevas amistades, de nuevo empleo, de corregir errores y sobre todo, de plantearnos propósitos y renovar nuestros sueños.
Para algunos, este año fue el fin de una década.  Para otros, es el primer año de la segunda década… usted decide.  Si somos partidarios de la reflexión, tenemos varios temas para hacerlo.
Reflexionemos y recordemos cómo “antes”, con las últimas campanadas del Año Viejo, se hacían promesas de ser mejores, de hacer cambios, de renovarse. Se hacía una lista con nuestros buenos propósitos.  Generalmente, el “portarnos mejor” y/o “olvidar las ofensas” eran los objetivos que encabezaban nuestra lista.
Hagamos el propósito:  Sabemos que nuestras buenas Intenciones van acompañadas por un gran compromiso.  Convertirnos en mejores seres humanos será un gran reto, pero se puede. Aceptaremos ese reto. Vamos a dejar de actuar como adolescentes para ser mejores.
Reflexionemos: “Antes”, raramente anotábamos en esa lista, “lograr poderío” o “lograr dinero”.  Actualmente, conseguir dinero se ha convertido en obsesión.  Para la gran mayoría, el dinero es el elemento principal para lograr el poder/dominio. El poderío se considera el triunfo y la felicidad.  No importa cómo se logre, no importa a quien se dañe. Por ahí se descubrió que “el poder es la droga más adictiva que atrapa al ser humano”, y lamentablemente es una gran verdad.
Hagamos el propósito: De cambiar esa idea, de cambiar el mundo que estamos heredando a nuestros hijos. Hagamos el popósito de investigar qué es el triunfo. Qué es lo que verdaderamente vale la pena lograr. Vamos a aprender a ser amables, a sonreir. La contaminación que vive nuestra Madre Tierra no es sólo física/material, son todos nuestros hábitos y sentimientos negativos.
Reflexionemos: Se les enseña a los niños a abusar, a “ganar” sobre los demás, no importa que sean más pequeños. Los padres no corrigen al niño que golpea, insulta y/o desobedece.  “Nuestro ‘Nene’ es más listo que los otros”.  Así, como en generaciones pasadas los Héroes nos motivaron a ser mejores, hoy, nuestros niños y jóvenes sólo tienen modelos negativos a quienes imitar. Andan por el mundo provocando, golpeando, intimidando.  Este mundo se ha convertido en un campo de batalla donde prevalece el más “fuerte”, el más abusivo, el déspota, el cínico y maleducado.
Hagamos el propósito, de “Predicar con el Ejemplo”.  Vamos a enseñar a nuestros hijos que los héroes combaten a los malos, mentirosos, y desleales. Que los héroes ayudan al débil, protegen a las mujeres y niños.  Nuestros héroes eran personajes que despertaban admiración, a los cuales queríamos imitar. Vamos a enseñar a ceder un asiento, a ser cordiales, amigables, a ser, en una palabra, educados.
Reflexionemos: Lamentablemente, no sólo la juventud está influenciada por lo que se promueve como triunfo.  Para muchas mujeres es una heroína quien es más vulgar, quien grita más majaderías, quien logra separar un matrimonio, etc.  Hoy nuestras hijas creen que son populares porque han tenido varios compañeros sexuales.  Ni padres ni hijos quieren informarse del motivo por qué existe tanta depresión entre niños y jóvenes, depresión que llevará en muchos casos a la drogadicción. No entienden ni quieren saber por qué, en lugar de ser felices “viviendo su vida”, se sienten más solos y vacios.
Hagamos el propósito: De educarnos para poder explicarles y entender lo que es realmente el triunfo. NO es el dinero. NO es ser populares de esa manera. El verdadero triunfo es sentirnos bien con nosotros mismos.  Démosles razones y el ejemplo a nuestros hijos para entender que su cuerpo es un templo que se respeta. Su cuerpo es sólo la parte física de su ser. Que entiendan que somos un hermoso conjunto de cuatro seres: Fisico, Espiritual, Emocional y Mental. Aprendamos cómo enriquecerlos. Nuestro cuerpo no es un medio para manipular y/o prostituirse.
Por nuestro bien y por un mundo mejor hagamos el compromiso de enseñar a nuestros niños el significado de pudor, honradez, lealtad, respeto, auto estima y sobre todo amor.  Aprender a respetar a los demás aumenta algebraicamente la admiración y el respeto por uno mismo.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

70° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...