Los Reyes Magos: Una tradición más allá de los evangelios

David Frank Dempsey/ The Benton County Daily Record - Los Tres Reyes Magos visitan al niño Jesús y a su padres José y María en una escena presentada en la Primera Iglesia Metodista en Bentonville el sábado 18 de diciembre de 2010.

Llegan con el Año Nuevo.
El segundo capítulo del evangelio de Mateo, el único evangelio que menciona a los Reyes Magos, no especifica su número ni indica que eran reyes. Mateo tampoco menciona al establo, al pesebre o a los pastores estremecidos. Todos ellos se encuentran en el evangelio de Lucas.
En el evangelio de Mateo los Magos visitan a la Sagrada Familia en una casa en Belén, probablemente poco después del nacimiento de Jesús.
La palabra para designar a los Reyes Magos en el griego original es “magoi”, que significa hechicero o sabio y sirve como raíz de la palabra “magia”. Mateo los identifica solamente como llegados de Oriente.
El término mago fue utilizado por primera vez por los sacerdotes zoroastrianos en la Persia antigua (la actual Irán), según Marvin Pate, profesor y catedrático de teología en la Universidad Bautista de Ouachita, en Arkadelphia. Tiempo después el término hacia referencia también a figuras religiosas en Babilonia, quienes auguraban presagios mediante la astrología, dijo. En pocas palabras, los Reyes Magos eran la gente adecuada para descubrir la estrella de Belén.
La tradición de que los magos eran reyes comenzó en el segundo siglo cuando Tertuliano, uno de los Padres de la Iglesia Africana, los nombró “casi reyes”. Los nombres tradicionales de los visitantes (Gaspar, Melchor y Baltasar), llegaron en el siglo VI, según el Diccionario de Oxford de la Iglesia Cristiana.
El número tres se deriva probablemente de los tres regalos que Mateo dice que trajeron al Niño Jesús: oro, incienso y mirra.
A pesar de que esos artículos están muy lejos de aparecer en las mesas de regalos de los niños modernos, los eruditos dicen que proporcionaban a Jesús el estatus de rey.
“Algunos piensan que de aquí surge la idea que Jesús es el nuevo Salomón, porque el oro y la mirra eran regalos traídos a Salomón por los extranjeros”, dijo Pate. “El oro y el incienso fueron utilizados en el templo de Salomón”.
El incienso y la mirra eran hierbas raras, hierbas aromáticas utilizadas en medicina y como antiguos desodorantes ambientales. La mirra era utilizada en el embalsamamiento y algunos ministros cristianos han considerado el regalo como presagio de la muerte de Cristo.
Robert Williamson, estudioso bíblico de la Universidad Hendrix, en Conway, piensa que los primeros lectores de Mateo no pudieron hacer esta conexión.
“Constantemente escucho que la mirra fue utilizada en entierros, pero en el Cantar de los Cantares de Salomón, por ejemplo, la mirra es una especie de perfume que se utiliza para aromatizar el dormitorio”, dijo.
“Por experiencia propia sé que no tiene connotaciones específicamente funerarias. Tiene un uso más amplio que eso. Mi interpretación es que la asociación de la mirra con el entierro de Cristo es probablemente una tradición interpretativa posterior, no original de la historia misma”.
La forma como Mateo se refiere al rey Herodes, dicen los eruditos, presagió lo que Jesús sufriría más adelante. Herodes el Grande era el líder judío designado por el senado romano para gobernar la región alrededor del año 37 A.C. hasta su muerte en el año 4 A.C. No lo llamaron grande porque era un gran individuo, sino porque él inició la construcción de grandes edificios, siendo el más significativo el segundo templo en Jerusalén.
En Mateo, Herodes reacciona con miedo y violencia cuando los Magos anuncian una estrella que marca el nacimiento de un nuevo rey de los judíos. Ordena a sus fuerzas matar a todos los niños judíos de 2 años de edad o menores.
Hasta hoy en día los católicos conmemoran a las víctimas de la masacre del 28 de diciembre, la fiesta de los Santos Inocentes.
Williamson dijo que no hay indicios de la masacre más que en el Nuevo Testamento. Sin embargo, la brutalidad armoniza con lo que saben los eruditos del carácter de Herodes. Según el historiador judío Josefo, Herodes mató a una de sus esposas y tres de sus hijos.
“Era un ambiente hostil al cual vino Jesús”, dijo el abad Jerome Kodell de la Abadía de Subiaco (un monasterio benedictino en el Oeste de Arkansas). “Especialmente para los pobres, como de costumbre, era una época difícil. Llegó justo enmedio de todo el dolor y todo el peligro”.
Con el asesinato ordenado por el faraón de niños hebreos en los tiempos del nacimiento de Moisés, la versión de Mateo de la masacre de Herodes también debería sonar familiar a los primeros lectores. En lugar de escapar de Egipto, como Moisés lo hizo, la sagrada familia escapó hacia Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes.
John Sanders, profesor de religión en Hendrix, dice que es significativo que la versión de la natividad de Mateo muestre a un colaborador judío corrupto que rechaza a Jesús mientras que los Reyes Magos lo aceptan.
“Él está creando una historia para decir, ‘miren, inclusive los no judíos pueden reconocer a Jesús’”, dijo Sanders.

En el mundo latino son los Tres Reyes Magos los que entregan los regalos a los niños. En Springdale la Comunidad Presbiteriana Hispana celebrará la visita de los Reyes Magos al Niño Jesús de 7 a 9 p.m. en 100 South Gutensohn Road.

En Estados Unidos la iglesia católica celebra el Día de Reyes o Día de la Epifanía el primer domingo luego de navidad.

Una versión previa de esta historia fue publicada por La Prensa Libre en enero de 2009.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>