La Prensa Libre

La esgrima, un deporte veloz y cortante

La esgrima, un deporte veloz y cortante
enero 06
01:00 2011

Anthony Reyes/ NWA Media - Robert Welsch, de 14 años, izquierda, practica con su instructor de esgrima Iliya Mechkov en la Academia de Esgrima de Arkansas en esta foto de archivo.

Cuando se desenvaina la espada, el sonido del acero es largo y helado. En la sangre algo se congela.
Pero las espadas de esgrima son en realidad antenas gruesas y sin filo, aunque muy sólidas. Nadia Tucha, dueña y propietaria de la Academia de Esgrima de Arkansas (Arkansas Fencing Academy) en Springdale muestra el florete (foil) cuyo practicante anota puntos simplemente tocando al rival. El sable (saber) sirve para dar cortes de la cintura para arriba, y con la espada (epee) se dan estocadas en todo el cuerpo.
Las armas tienen puntas que, al empujarse, activan un pequeño sistema eléctrico que permite saber quién fue el atleta que anotó el punto.
Los esgrimistas se protegen el rostro con una máscara de alambre sólido. Durante muchos años los atletas corrían el riesgo de que el arma se quebrara en plena acción haciendo que la punta se convirtiera en una astilla afilada. Pero el metal de las armas y las máscaras son cada vez más resistentes, dijo.
Aún así, un florete roto atravesó una vez la rodilla de Tucha, dijo.
Asimismo, no se permite brutalidad, dijo Tucha. “Yo no soy tu enemiga”, dijo.
En épocas pasadas los duelistas peleaban a “primera sangre”, esto es, hasta que uno de ellos era herido, dijo Tucha. Entonces la pelea terminaba. Otros simplemente ponían tinta en la punta de sus armas y peleaban hasta que uno de ellos quedaba manchado, dijo.
La academia tiene 35 miembros entre jóvenes y adultos, dijo Tucha, quien durante 15 años fue miembro de la selección olímpica de esgrima de su natal Bulgaria, dijo.
Su finada madre comenzó a entrenarla a cuando Tucha tenía 9 años de edad y el desaparecido gobierno socialista ofrecía numerosas oportunidades de desarrollo a los atletas talentosos.
Con la caída del Bloque Socialista numerosos atletas inmigraron a Occidente, muchos de ellos a Estados Unidos, entre ellos Tucha y casi todos los miembros del equipo olímpico búlgaro, dijo.
El aprendizaje de la esgrima es arduo. Según Tucha, toma entre siete y ocho años desarrollar los movimientos hasta realizarlos con fluidez. Ella misma dice que continúa aprendiendo luego de 35 años de practicar el deporte.
Las clases para principiantes son cada miércoles de 5 a 6 p.m. y duran ocho semanas, seis de lecciones y dos de práctica. Luego la persona puede seguir tomando clases lunes, martes y jueves, esto es, tres veces por semana.
Las clases para principiantes cuestan $100. Tucha dijo que dará un descuento del 10% a los lectores de La Prensa Libre.
La Academia provee el equipo completo y ofrece clases individuales de 20 minutos cada una. Los alumnos deben ser mayores de 8 años de edad.
Las clases comenzaron el 5 de enero. Se puede hablar al (479) 872-6605 ó visitar la academia en el 531 Central Dr, Springdale.



Etiquetas
Share

Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

61° F
Nublado
Nublado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...