La Prensa Libre

Juez ordena envío de niña a madre en El Salvador

enero 06
01:00 2011

FORT SMITH- Un juez federal ordenó el regreso de una niña con su madre en El Salvador . La niña fue traída por su padre hace más de un año. El juez federal del distrito

Robert Dawson ordenó el martes 28 de diciembre, por petición de Dinora del Carmen Rivera Rivas, que Christian Nathan Segovia, de Fort Smith, el padre de la niña de siete años, haga los arreglos para el regreso de su hija a El Salvador en los próximos 14 días. Uno de los abogados de Rivera, Ben Hooten de Hot Springs, dijo que Rivera lloró y rió cuando escuchó la decisión de Dawson. Él dijo que no tiene temor de que Segovia trate de huir con la niña. Hooten dijo que pudo haber pedido que el Servicio Federal de Comisarios se llevara a la niña en custodia mientras esperaba su regreso a El Salvador pero no vio necesidad de hacerlo. En su decisión, Dawson ordenó que Segovia no se llevara a la niña afuera del Distrito Occidental de Arkansas. Hooten dijo que Segovia entregó su pasaporte y el de su hija. Segovia puede apelar la decisión en la Octava Corte Regional de Apelaciones de los Estados Unidos, que retrasaría el regreso de la niña a El Salvador, dijo Hooten. El abogado de Segovia, Andrew Flake, de Fort Smith, dijo que no estaba disponible para ofrecer comentarios. Rivera presentó su queja a la corte federal en julio amparada en la Convención de la Haya sobre los Aspectos Civiles del Secuestro Internacional de Menores, que los Estados Unidos ratificó en 1993. Dawson escribió en su decisión que las cortes federales en el país tienen jurisdicción original sobre acciones que surjan de ese acuerdo. Dawson también afirmó que el acuerdo no permite que las cortes determinen la custodia pero si determinar qué país tiene la jurisdicción para considerar la custodia. Su decisión determinó que una corte estatal de Arkansas le garantizó la custodia a Segovia en un caso que no incluía a Rivera. “Lo que sea mejor para la niña será determinado por una corte en El Salvador donde ambos padres son ciudadanos”, concluyó Dawson. Dawson realizó una audiencia sobre la petición el 14 de diciembre. Rivera y un abogado en El Salvador participaron vía teléfono. Dawson tuvo un intérprete en la corte. Segovia y Flake estuvieron presentes en la corte al igual que Ben y Suzi Hooten de parte de Rivera. Dawson también se reunió y habló en privado con la niña durante la audiencia. Su decisión afirmó que la niña le dijo que le gustaba vivir en los Estados Unidos pero que extrañaba a su madre en El Salvador. Según el documento final escrito por el juez Dawson, la niña nació en agosto de 2003 mientras Rivera y Segovia no estaban casados en El Salvador. Antes de conocer a Rivera, Segovia había inmigrado a los Estados Unidos donde obtuvo la doble ciudadanía. Su hija recibió doble ciudadanía después de su nacimiento.La hija continuó viviendo con su madre en El Salvador pero su padre, que vivía en Arkansas, la visitaba ocasionalmente y la llamaba a menudo, según el documento de 14 páginas escrito por Dawson. El 5 de abril de 2009, Segovia, con el permiso de Rivera, se llevó a su hija a los Estados Unidos para unas vacaciones de una semana a Disneylandia y para conocer a sus medios hermanos. Sin embargo, al final de la semana, Segovia le dijo a Rivera por teléfono que no fueron a Disneylandia sino que estaban en Fort Smith donde él pensaba que era mejor que viviera su hija. Rivera y Segovia dijeron durante la audiencia que intentaron sin éxito negociar el regreso de la niña a El Salvador. El documento afirmó que Segovia presentó durante la audiencia del 14 de diciembre tres argumentos para ampararse en las excepciones de la Convención de la Haya para que la niña permaneceriera en los Estados Unidos, aunque no discutió que mantuvo erróneamente a su hija en el país. Una defensa fue que la fecha límite de un año ya se había pasado desde que se fue con su hija para que Rivera comenzara los procedimientos para regresarla a El Salvador y también que su hija se había “establecido en su nuevo ambiente”.Dawson afirmó que aunque haya pasado más de un año, Rivas comenzó el proceso requerido por la Convención de la Haya para obtener el regreso de su hija llenando una solicitud ante el gobierno central en El Salvador en octubre 2009. Otro argumento que presentó Segovia es que la Convención de la Haya no demanda el regreso de la niña si se establece claramente que resultaría en un daño sicológico o físico. Dawson escribió que Segovia dijo que la niña presuntamente pudo haber sido testigo de una discusión doméstica entre su madre y otra mujer y eso la pondría en riesgo. Dawson decidió que el incidente, si es que ocurrió, no incrementa el nivel de riesgo para la niña. La tercera defensa fue que la hija de Segovia no necesita regresar a El Salvador porque es lo suficientemente grande para decidir si quiere quedarse en los Estados Unidos o regresar a El Salvador. Dawson decidió que la niña de siete años no era lo suficientemente madura para hacer ese tipo de determinación.
Además, escribió, la niña no se opuso a regresar a El Salvador.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

59° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...