La Prensa Libre

Las oportunidades estaban allí: la historia de Cesia Martínez

Las oportunidades estaban allí: la historia de Cesia Martínez
diciembre 30
01:00 2010

Jocelyne Pruna/ La Prensa Libre - Cesia Martínez es gerente de la sucursal de Car-Mart en Springdale. Ella tuvo que superar numerosos obstáculos para alcanzar ese puesto.

La empresa de carros primero le dijo “no”.
La joven, de 21 años, no se dio por vencida.
Ahora Cesia Elizabeth Martínez, de 25 años, es gerente de sucursal de la compañía Car-Mart, la que una vez le negó un puesto de trabajo.
Llegar allí demandó sacrificio y dedicación. Su vida cambió totalmente al tener que mudarse a otros dos estados antes de regresar a la región para inaugurar un local en Springdale.
Cesia creció en Rogers, su mamá es de Honduras y su papá de México. Ella es la menor de tres hijos.
Su padre es predicador de una iglesia y, según Cesia, por eso ella asistió a la universidad cristiana Harding que queda en Searcy, Arkansas. Ella se graduó en el 2007 con un título en mercadeo.
Cuando regresó a Rogers se dio cuenta que había  una posición abierta como especialista en mercadeo para Car-Mart.
“Me dijeron que ‘no’ porque estaba muy joven y no tenía mucha experiencia”, dijo.
Ella recuerda que fue Barry Baggett, gerente de publicidad, quien le negó la posición.
“Ahora le hago burla porque soy una de las que vendo más carros”, dijo.
Pero en aquel momento ella comenzó a investigar.
“Pensé, esta compañía es semi-nueva pero a la vez no es tan nueva, entonces sé que es fiable, que mañana voy a tener trabajo”, dijo.
“Dije, me conviene entrar a una compañía así porque tengo tiempo de crecer con y junto con la compañía”, dijo.
Ella se dio cuenta que estaba disponible otra posición como representante de cuentas ganando un salario mínimo.
“Yo estaba tan segura que era sólo un tiempo que iba a estar ahí y después me iban a ascender o Dios me iba bendecir con algo más”, dijo.
Durante su segunda entrevista la gerente del distrito le preguntó “¿por qué quieres esa posición?”
“Porque yo pienso que puedo hacer un buen trabajo en esa posición”, le respondió.
“Sí, yo sé, pero mi pregunta es que por qué si tienes un título estás aplicando para esta posición”, le dijeron.
“OK, voy a ser honesta, lo que pasa es que me dijeron que no en la otra posición pero yo pienso que si hago un buen trabajo, como el que voy hacer, luego me van a mover para el otro lado donde yo quiero estar”, dijo.
Le presentó la opción de comenzar como “gerente en entrenamiento” con la esperanza de que algún día sería gerente general.
La posición requería trasladarse a otra ciudad.
“Yo necesitaba mucho el apoyo de mis papás porque emocionalmente y monetariamente no estaba en la mejor forma”, dijo.
Cuando por fin comenzó a trabajar para la compañía “tuve que entender que yo no sabía nada de este negocio”, dijo.
Al principio fue difícil por cosas personales que le estaban pasando, dijo.
Su entrenadora un día le dijo, “hay cosas que te están manteniendo atrás… las cosas negativas de tu vida tienes que quitarlas”.
“Desde ese día me di cuenta que le habían dado una oportunidad a una niña que ni sabía cual era la diferencia de un Taurus a un Honda y yo no le estoy poniendo todas mis ganas…”, dijo.
“Decidí totalmente enfocarme en el trabajo”, dijo.
Ella decidió aprender mecánica. Ahora sabe cambiar radiador, baterías, filtros, líquidos y puede “casi diagnosticar lo que tiene un carro”, dijo.
“Lo hacia porque yo no puedo mandar algo si yo no sé hacerlo”, dijo.
Ella no completó su entrenamiento. Le ofrecieron la posición de asistente de gerente en Muskogee, Oklahoma a donde se mudó con su perro.
“Aprendes a nadar o te ahogas”, dijo.
“Hice bastantes errores obviamente pero me ayudaron a corregirlos”, dijo.
Un día la llamó el vice presidente de la región cuatro y le pidió que viajara a McAlister.
Le preguntó si estaba lista para ser gerente general y que si sabía todo, dijo.
“No, yo no sé todo, pero lo que si sé es que tengo la iniciativa, sé donde encontrar las respuestas, no tengo miedo de ensuciarme las manos, yo entiendo la responsabilidad, nunca voy a saber totalmente todo hasta que no lo esté haciendo”, dijo.
Le dieron la opción en otro local de Oklahoma o Sherman, Texas. Ella escogió Texas después de haber trabajado en Oklahoma por unos seis meses.
“Ese mismo día me llevaron a Texas para ver el lugar”, dijo. “Acepté ese día”.
Se quedó en un hotel por varias semanas mientras encontraba donde vivir con sus dos perros.
“Los primeros seis meses fueron difíciles por la transición del antiguo gerente a uno nuevo, contratar gente nueva, comenzar a entrenarlos, tarda”, dijo.
Además, ella dijo que piensa que la vieron muy joven.
“Había veces que me ponía a llorar y decía que mejor me voy”, dijo.
En Texas casi no podía ver a su familia y trabajaba jornadas largas.
Cesia obtuvo apoyo de otros gerentes cercanos y “Dios tuvo que ver bastante con eso”, dijo.
Ese año que estaba ahí las cuentas por cobrar aumentaron el triple, dijo.
“Ya cuando eres gerente general todos esos éxitos son honrados”, dijo.
“Yo sé que hice bastantes errores me imagino pero gracias a Dios en lo que cabe fue un buen logro”, dijo.
Después de casi un año y medio recibió una llamada que le cambió la vida otra vez. Le presentaron la opción de regresar al Noroeste de Arkansas como gerente general de un nuevo local en Springdale.
“Ellos (sus jefes) sabían que yo soy muy apegada a mi familia, soy muy apegada a mi papá, gracias a Dios tengo una buena familia que me apoya”, dijo.
La decisión no fue fácil.
“Yo quería pero a la vez me encariñé mucho con Texas, ya estaba contratando a mi asistente de gerente, ya las cosas estaban bien”, dijo.
“Al final del día mi familia es importante y mi trabajo es importante y lo demás sale en cuarto o quinto lugar”, dijo.
Ella aceptó y en septiembre regresó cerca de su familia.
“Ya puedo ir a ver a mi mamá y comer comida rica calienta en vez de comida de microondas porque no cocino”, dijo.
Tuvo que comenzar desde cero y enfrentar un reto distinto. Cesia continua con sus aspiraciones de continuar creciendo con la compañía.
“A mí me encanta ver cuando a la gente hispana le dan oportunidades en la compañía. Ahorita tengo a mi gerente en entrenamiento que es José Martínez, entonces yo puedo ayudarlo a él en cualquier forma, es mi meta”, dijo.
Después de esta entrevista José Martínez fue promovido a asistente de gerente en Corsicana, Texas.
Actualmente, Cesia se encuentra en el proceso de comprar casa y quizás en un futuro tendrá familia, dijo.
“Ahora estoy muy bien. No pienso que voy a ser gerente general toda mi vida, pienso que algún día quiero hacer otra cosa en la compañía”, dijo.
En un futuro cercano también desea viajar a Japón.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

70° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...