La Prensa Libre

Abril: Mes de la concientización contra la agresión sexual

abril 14
17:41 2010

Por Jocelyne Pruna LA PRENSA LIBRE

Sergei Karpukhin/ AP Mujeres moscovitas observan como la instructora de karate Melissa Stone, izquierda, enseña defensa personal en un centro de recuperación del ataque sexual en Rusia.

La pesadilla que viven los sobrevivientes a ataques sexuales dura toda la vida. Según la página cibernética crisisinterventioncenter. org, la víctima más joven de un caso reportado de violación en Arkansas tenía menos de un año de edad y la persona con más edad tenía 97 años.

Luz, de 20 años, fue abusada sexualmente por el novio de su mamá desde que ella tenía nueve años. Los abusos continuaron hasta que cumplió los 15.

Luz dijo que el abuso comenzó un día en que su abusador la fue a recoger a la escuela porque ella tenía fiebre. “Sucedieron cosas que me hicieron pensar, aquí algo no está bien”, dijo.

Ella se lo confesó a su madre, pero después de una discusión entre el novio y su mamá, él la convenció que era imaginación o invención de Luz. El abuso continuó.

“Yo tendía a culparme de por qué guarde tanto tiempo el silencio… por qué acepté que me pasara esto. Ahorita estoy tratando de superarlo, pero no es fácil”, explicó.

Otra víctima llamada Esperanza fue blanco de violencia doméstica y abuso sexual por su pareja durante una relación que duró cuatro años que, según ella, fue violenta desde el comienzo. “Siempre me pegaba y yo no hacía nada. Ya me tenía harta, no pensé las cosas y el día que reaccioné él llamó a la policía”, dijo.

Esperanza fue encarcelada. Tuvo que asistir a terapia y ahí se dio cuenta que estaba embarazada. Con lágrimas en los ojos y casi sin poder hablar dijo que perdió a su niña después de seis meses de embarazo. “Fue un golpe muy fuerte para mí”, dijo.

Ella dijo que al principio sintió “desesperación, nervios, dolor, sufrimiento, creer que no podría sobrevivir”. Ahora se siente “tranquila, mucho más tranquila, lo peor ya pasó”.

Ambas mujeres acuden a la Agencia de Prevención y Recuperación de Agresión Sexual (SARPA, por sus siglas en inglés) para recibir respaldo emocional. Cathy Mendoza, socióloga de SARPA y sobreviviente del abuso sexual, dirige estas sesiones para ayudar a las víctimas a superar su autoestima y sanar las heridas.

Según Mendoza, Luz está mejorando. Cuando llegó no hablaba y se sentía culpable porque su mamá perdió a su compañero. “A mí me impactó muchísimo una declaración que me hizo cuando llegó y me dijo ‘yo soñaba con ponerme mi vestido de 15 años pero no me sentía digna de ponérmelo’”. Mendoza, refiriéndose a Esperanza, dijo que “fue muy valiente en compartir su historia ya que ella no se lo dice a nadie, sólo a mí, ni siquiera en el grupo de apoyo”.

SARPA, que actualmente atiende a 40 mujeres hispanas, ofrece grupos de apoyo y Mendoza asegura que contar el problema no es obligatorio.

“Cuando la víctima de algún crimen no ha recibido ayuda emocional permanece como víctima por el resto de su vida”, dijo. El respaldo emocional que reciben en SARPA les ayuda a superar esa etapa de víctimas para convertirse en sobrevivientes.

Mendoza dijo que más de la mitad de sus sobrevivientes sufrieron abuso infantil. “Las personas que han sido abusadas de niñas, como en el caso de Luz, como en mi caso propio, crecemos con un sentimiento de culpa tremendo… mientras no nos reconciliamos con esa niña a quien culpamos de todo lo malo que nos sigue pasando … no vamos a sanar”, dijo. Ozark Guidance es una organización que ofrece servicios de salud mental para adultos y niños que han sido víctimas de agresión sexual.

Jane Guyton, de Ozark Guidance, reitera que la educación es la clave.

“Hay que enseñarle a los hijos a que sean cautelosos con los desconocidos e incluso con personas cercanas”, dijo.

“Tenemos que asegurarnos de que nuestros hijos sepan que, sin importar lo que les pase, en la vida nosotros como padres estaremos aquí para apoyarlos”, dijo. Según datos de la página cibernética del Children Advocacy Center del condado de Benton, durante el 2008 hubo casi 1,600 casos reportados de abuso infantil en ese condado.

El centro ofrece apoyo para que los abusadores infantiles puedan detener el círculo de abuso, ya que es probable que ellos mismos fueron víctimas en su niñez.

Como en el caso de Esperanza, que fue golpeada y abusada sexualmente, la mayoría de las víctimas de violencia doméstica que acuden al Refugio Familiar Paz en el Hogar sufren de abuso sexual, según Aurora Vicari, directora de programas para el refugio.

“La violencia doméstica y el abuso sexual están amarrados de la mano”, dijo.

“Hay mujeres que dicen que primero las golpean y después, para contentarlas, quieren tener intimidad y por miedo de ser golpeadas de nuevo lo hacen”, dijo Vicari. Muchas veces la mujer piensa que “si yo soy la esposa, yo tengo que tener relaciones [sexuales] con mi marido aunque no quiera”.



Noticias relacionadas

Condiciones Actuales

78° F
Despejado
Despejado

Manténgase al día con las últimas noticias de nuestras aplicaciones móviles.


Consíguelo en el App Store

Disponible en Google Play

Actualización de las noticias

COMENTARIOS RECIENTES

Un joven digno de admirar, yo lo conozco muy bn....

Ana

Me alegra saber lo lejos que has podido llegar, se que mi gran amigo Alex...

Qué Dios continúe ampliando tus horizontes..El cielo es el límite.. Persigue tus sueños Brandon....

Fantástico el primer latino y puertorriqueño un orgullo para nuestra Isla....

gracias por Karen P�rez, saludos...

Ridículo 5 años por dañar una vida con vicios y una familia además de afectar...

Alejandro Fonseca Nosotros celebramos el dia de Accion de Gracias en familia y este...

Si así fuera la ley en Costa Rica, cientos de empresarios y políticos estarían...